Foto: Google para reutilizar

El borrador del decreto para descongestionar las cárceles del país, ante la emergencia sanitaria y carcelaria que se desató por el Covid19, contiene entre otros aspectos, el otorgamiento de casa por cárcel a más de 5 mil internos, una cifra no revelada hasta el momento, los cuales recobrarían su libertad con restricciones.

Así lo anunció hoy la ministra de Justicia, Margarita Cabello, al participar en una reunión informal virtual con la Comisión Primera del Senado.

Según reveló la alta funcionaria, con el decreto, que en los próximos días se expediría, se beneficiarían los internos mayores de 60 años, las madres cabezas de familia, los enfermos terminales y quienes hayan cumplido con más del 50 por ciento de la pena, aunque se analizarán otros casos por delitos menores y otras actuaciones ilícitas que no representen peligro a la sociedad como los actos irregulares cometidos por funcionarios públicos, explicó.

También indicó que tendrá en cuenta las recomendaciones que le hicieron en la reunión los senadores de la Comisión Primera, entre ellos la senadora Angélica Lozano (Alianza Verde), quien abogó por las madres cabeza de familia y lactantes para que sean cobijadas con la medida como también lo solicitó el legislador Rodrigo Lara (Cambio Radical) para agilizar la salida de quienes cometieron delitos pequeños y han cumplido parte de la pena y que requieren estar con sus hijos y familia.

A su vez, la senadora Paloma Valencia (Centro Democrático) pidió al Ministerio tener en cuenta los antecedentes de los presos, a través del sistema Prisma que evalúa los antecedentes y comportamiento de los reos que podrían ser beneficiados del decreto y establecer que no sean reincidentes, hayan tenido buena conducta y no sean un potencial peligro para sociedad, así como que se determinen acciones ágiles y concretas del sistema de salud y que las EPS cumplan los requerimientos para los internos.

Descongestionar los centros penitenciarios pero con responsabilidad y que se analice acertadamente quiénes serían los beneficiarios y no permitir que salgan delincuentes que hayan cometido violaciones, femenicidios y delitos de lesa humanidad, exigió la senadora Esperanza Andrade (Partido Conservador), mientras su colega y copartidario Eduardo Enríquez Maya, fue enfático en señalar que en esta situación de emergencia y por el peligro que representa el contagio del virus al interior de los centros penitenciarios, “es prevalente la salud y por lo tanto lo que se aplique en el decreto es más bien un acto de humanidad más no de impunidad.”

Los demás senadores que tomaron parte, le solicitaron a la Ministra tener en cuenta algunas consideraciones para emitir el decreto, como el senador Gustavo Petro (Colombia Humana), quien habló sobre la urgente necesidad de aplicar medidas sanitarias de prevención y análisis de muestras para los presos, puesto que al registrarse un caso al interior de las cárceles se produciría un contagio masivo con letales consecuencias y de allí la necesidad de mantener un constante chequeo de la salud de los presos.

La ministra Cabello anunció que se está tomando en cuenta todas las observaciones y el decreto se está perfeccionando para que sea muy claro y el mismo se estará dando a conocer la próxima semana, mientras se realizan otros ajustes con la Fiscalía y las alta cortes.

Finalmente, el presidente de la Comisión, Santiago Valencia, anunció para la próxima semana una nueva reunión, con los ministros de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y de Salud, Fernando Ruíz, para tratar el tema de la emergencia sanitaria y sus implicaciones.