Foto: Radio Santa Fe CM

Se aproxima mayo, mes de transición a la primera temporada lluviosa en el país, en la que se suelen incrementar el número de consultas debido a enfermedades respiratorias, y cuya causa más común, en niños menores de 5 años y en bebés prematuros, es el virus sincitial respiratorio.

Por esto, la Asociación Colombiana de Neonatología -ASCON- da a conocer los cuidados esenciales para proteger a los bebés del VSR, el cual se propaga fácilmente en el aire o a través de gotitas respiratorias infectadas, causando, inicialmente, signos y síntomas leves y similares al resfriado común; como nariz congestionada, tos seca, fiebre, dolor de garganta y de cabeza, pero que adquiere gran importancia por sus complicaciones en grupos especiales de riesgo, debido a que puede ocasionar neumonía o bronquiolitis.

“El VSR se encuentra en el ambiente; puede sobrevivir durante horas sobre los objetos, e ingresa al cuerpo a través de la nariz o la boca. Los bebés, especialmente los prematuros, están en mayor riesgo de infecciones severas por causa de este virus, debido a factores como la falta de transferencia de anticuerpos maternos, su sistema inmunitario débil e inmadurez pulmonar, explica la doctora Clara Esperanza Galvis, neonatóloga y directora académica de ASCON. “Los niños pueden infectarse mediante el contacto directo o si alguien tose o estornuda cerca de ellos, a través de gotitas respiratorias infectadas”, agrega la experta.

Por esto, especialistas e integrantes de ASCON recomiendan proteger de infecciones respiratorias a los bebés, no solo en la temporada de lluvias, sino todo el año; más aún a los nacidos antes de tiempo -prematuros-, evitando exposición a contactos, fomentando la lactancia materna y restringiendo las visitas en el primer mes de vida.

“La mejor manera de tratar el virus sincitial respiratorio epidemiológicamente en bebés prematuros es a través de la prevención y el cuidado de los padres. Sin duda, la utilización de anticuerpos y los cuidados sanitarios son fundamentales para prevenirlo; la clave está en cumplir al pie de la letra las indicaciones del médico tratante”, resalta la neonatóloga.

5 recomendaciones médicas para prevenir el VSR en bebés prematuros

Aunque aún no existe un tratamiento específico para el virus, se pueden seguir algunas precauciones para evitar su propagación:

-Tener un esquema de vacunación e inmunización completo de acuerdo al plan obligatorio de salud para bebes prematuros.
-Realizar un correcto lavado de manos con agua y jabón antes de tener contacto físico con el bebé
-Evitar que algún integrante de la familia fume dentro del hogar del bebé prematuro
-Aislar al bebé de cualquier miembro de la familia que presente síntomas de gripa
-Usar tapabocas en el hogar
-Mantener los objetos y la casa limpia
-Lavar los juguetes de los bebés con regularidad

Cada bebé prematuro debe recibir cuidados especiales que aseguren su salud y bienestar. Por lo que la experta en mención destaca algunos de ellos como el de aplicar el Método Madre Canguro -o MMC-, basado en el contacto piel a piel entre el niño, lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y con posibilidad de extenderla hasta su primer año de vida y, finalmente, salida precoz a casa en Posición Canguro, bajo un seguimiento ambulatorio estricto durante el mismo tiempo.

¿Qué hacer si sospecho que mi bebé adquirió el virus?

Debe acudir a su médico tratante.

La consulta precoz puede evitar complicaciones. Muchos pacientes pueden tener seguimiento ambulatorio con cuidados generales, pero los más pequeños requieren ser hospitalizados para recibir el tratamiento.

Si su bebé es de alto riesgo, además de los cuidados generales, debe ser protegido con intervenciones especiales como inmunoprofilaxis, que recomendará el pediatra en su programa de seguimiento, de acuerdo con las guías de práctica clínica establecidas por el Ministerio de Salud.