Europa comienza a aligerar restricciones ante lento freno de la pandemia del Covid-19

abril 20, 2020 5:00 am

Foto Xinhua

–Alemania autorizó desde este lunes la apertura de algunos comercios y Noruega hizo lo propio con sus guarderías, en una Europa que empieza a aligerar con prudencia su confinamiento gracias a las primeras señales de contención de la pandemia de coronavirus.

Los gobiernos alrededor del mundo debaten cómo y cuándo levantar el confinamiento, que tiene a más de la mitad de la humanidad encerrada en sus casas y paraliza la economía global, pese a que el saldo de muertos sigue siendo elevado, especialmente en Estados Unidos, que ha superado los 40.000.

Varios países como Francia (casi 20.000 muertos), España (casi 20.500) e Italia (más de 23.600) registran una disminución del número de enfermos y de muertes, lo que permite a los gobiernos considerar las primeras medidas de desconfinamiento para las próximas semanas.

Durante las últimas 24 horas, España ha registrado 4.266 nuevos contagios de coronavirus, de manera que el total acaba de superar los 200.000 contagios, exactamente se alcanzan los 200.210. Al mismo tiempo, la cifra de muertes actualmente es de 20.852, tras confirmarse 399 nuevos fallecimientos durante el último día. 80.587 personas ya se han curado.

En Alemania, con más de 135.000 casos registrados y cerca de 4.000 muertes, la pandemia está «bajo control y es manejable», estimó el ministro de Salud, Jens Spahn.

Sin embargo este éxito es «frágil», subrayó la canciller Angela Merkel. «No podremos vivir nuestras vidas de antes durante mucho tiempo», advirtió Armin Laschet, dirigente de una de las regiones más afectadas, Renania del Norte-Westfalia.

La decisión forma parte de un intento de una vuelta gradual a la vida normal, que se irá completando con el regreso de los estudiantes a las escuelas partir del 4 de mayo. El ministro presidente de Baviera, Markus Söder (CDU), anunció este lunes que en ese estado alemán será obligatorio usar mascarilla a partir del 27.04.2020.

Las mascarillas podrán ser de todo tipo, también casero, aclaró Söder en conferencia de prensa, y subrayó que los padres no tendrán que pagar las cuotas de las guarderías durante tres meses.

En Noruega, donde igualmente la pandemia parece bajo control, las guarderías volvieron a abrir este lunes. Esta medida pone fin a cinco semanas de semiconfinamiento para los más pequeños, justificado por cuestiones sanitarias.

La reapertura se efectúa en cambio con precauciones: los niños menores de tres años tienen, por ejemplo, que ser colocados bajo la responsabilidad de un adulto en grupos de tres, y aquellos de tres a seis años en grupos de seis, sin mezclarse con los otros.

Desde este lunes también pueden reanudar sus actividades psicoterapeutas y psicólogos. Esta semana también será el turno de la vuelta al trabajo de peluqueros y dermatólogos. A partir del 27 de abril reabrirán parcialmente los colegios, institutos y universidades.

Otros países europeos como Austria y Dinamarca ya habían comenzado a flexibilizar sus restricciones, tomadas en la mayoría de los casos el 12 de marzo.

Nueva Zelanda rebajará desde el día 28 el estricto confinamiento por COVID-19

Nueva Zelanda rebajará desde el 28 de abril de 2020 las estrictas medidas de confinamiento impuestas en el país oceánico para evitar la propagación de la COVID-19 y permitirá que se retomen algunos trabajos, anunció este lunes (20.04.2020) la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern.

Aunque mantendrá durante otras dos semanas el confinamiento para la mayor parte de la población, que rige desde el 26 de marzo pasado, si bien los centros de educación preescolar y las escuelas abrirán sus puertas para las familias que necesitan de estos servicios a partir del 29 de abril.

Nueva Zelanda, con menos de 5 millones de habitantes tiene actualmente unos 1.100 casos confirmados y 12 muertes por la pandemia y una de las tasas de transmisión más bajas del mundo, de 0,48 % (menos de una persona por día).

A pesar de ello, Ardern , quien la víspera pidió a sus compatriotas que registren en un diario «en dónde han estado y con quién» para ayudar a las autoridades a luchar contra la propagación del COVID-19, recalcó que «no debemos olvidar que cada infectado es padre, madre, pariente o amigo de alguien».

La relajación de las medidas, del nivel máximo de emergencia 4 al nivel 3, «permite más actividades económicas como la construcción, la manufactura y las forestales, pero no permite las actividades sociales», remarcó Ardern al insistir en el cambio progresivo de las medidas.

Dentro de dos semanas, que es el tiempo que demora la incubación del virus, el Gabinete neozelandés volverá a reunirse para determinar si se puede rebajar aún más las medidas restrictivas.(Con información de DW y RT).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *