Imagen de archivo

En un comunicado de la organización, la entidad dice que: «En un país en el que la desigualdad de ingresos es alta y permanece en general inalterada por el sistema de impuestos y las transferencias, una reforma para mitigar la regresividad del sistema del IVA es bienvenida».

Sostiene la Ocde que la compensación del IVA tienen efectos positivos en la equidad, la reducción de la pobreza, el logro educativo, la nutrición y otras dimensiones de la calidad de vida.

Y agrega: «que la focalización podría mejorarse utilizando bases de datos administrativas para aumentar la automatización y permitir actualizaciones más rápidas y la recertificación de los beneficiarios».

Le sugiere al gobierno colombiano mejorar el acceso y servicios bancarios y de pago para personas vulnerables, definiendo un servicio básico o universal de servicio bancario para hogares de bajos recursos.

La organización indicó además que: “El proceso de adhesión brindó a Colombia la oportunidad de debatir los principales temas y retos de política pública en un contexto multilateral y de aprender de las experiencias de los países de la OCDE. A la vez, este diálogo enriqueció el conocimiento y la experiencia política de la OCDE”.