Más de 24 mil niños recién nacidos se beneficiaron con programa de donación voluntaria de leche humana

mayo 19, 2020 6:37 pm

Lactancia en Bogotá


El Ministerio de Salud y Protección Social se une al Día Mundial de la Donación de Leche Humana, cuyo objetivo es exaltar la solidaridad de las madres que, en período de lactancia y de manera voluntaria, donan parte de su leche para beneficio de los recién nacidos prematuros hospitalizados, con el fin de garantizar su seguridad alimentaria.

“A la fecha, el país cuenta con 15 Bancos de Leche Humana (BLH), de los cuales 13 se encuentran procesando leche humana y dos en etapa de alistamiento. Durante 2019, en los 15 BLH se atendieron un total de 22.394 madres, estableciendo un aumento frente a las 11.244 que se registraron en 2018”, explicó Elisa María Cadena, Subdirectora de Salud Nutricional, Alimentos y Bebidas del Minsalud.

Se recolectaron 8.941 litros de leche humana que beneficiaron a 24.077 recién nacidos; de estos, 19.960 recibieron leche de su propia mamá, mientras que los restantes 4.117 recibieron leche donada y procesada en los BLH en funcionamiento.

“Con esta celebración, se busca promocionar la donación y concientizar acerca de la importancia y los beneficios de la leche humana para los bebés prematuros y que se encuentran en unidades de cuidado neonatal, salvando así las vidas de muchos recién nacidos”, afirmó Cadena.

La estrategia de Bancos de Leche Humana (BLH) tiene el propósito de promover, fomentar y apoyar la lactancia materna, como práctica fundamental para la salud de los niños y las familias colombianas.

Así mismo, garantizar la salud de niños y niñas prematuros a través del beneficio de leche humana pasteurizada en el ámbito institucional, como la mejor opción de atención y manejo en los niños prematuros, de bajo peso al nacer o con otras condiciones que la requieran.

Cadena indicó que “para promover la salud de niños y niñas, se invita a los aseguradores y prestadores a garantizar las mejores prácticas para la promoción de la leche humana, como primera opción de alimentación de forma exclusiva en niños entre 0 y 6 meses de edad, y con complementaria hasta los dos años o más, incluyendo a los niños que requieren hospitalización, sea en unidades neonatales, servicios de pediatría o urgencias”.

Deja un comentario