Paulina Rubio da positivo para marihuana en prueba para la custodia de su hijo

junio 5, 2020 1:42 pm

La cantante mexicana Paulina Rubio arrojó resultado positivo en un test de drogas al que se sometió voluntariamente el pasado 8 de mayo para analizar el consumo de sustancias estupefacientes, y que hacen parte de las pruebas que se presentarán para lograr la custodia de su hijo.

En las pruebas, que se produjeron en el contexto de la batalla legal de la cantante con Nicolás Vallejo Nágera, Colate, por la custodia de su hijo, los resultados fueron negativos en ocho de las nueves sustancias analizadas, pero se encontraron pruebas del consumo de marihuana.

Según expertos legales que participaron en el programa mexicano Ventaneando, Paulina Rubio negó en todo momento haber empleado esta sustancia en presencia de su hijo y su abogado subrayó que el consumo se produjo antes de un concierto que tuvo lugar en febrero en California.

Durante la cuarentena del coronavirus, Paulina Rubio desató una polémica a raíz de un insólito encuentro en directo con sus seguidores que realizó a través de su cuenta de Instagram. En la emisión, la artista cantó algunos fragmentos de canciones y no dejó de pronunciar frases sin sentido que ponían de relieve su falta lucidez en aquellos momentos.

A principios de mayo, Paulina Rubio logró una pequeña victoria legal contra su exesposo Nicolás Vallejo-Nágera, después de que el empresario hubiera interpuesto una demanda para que se suspendiera el acuerdo de visitas al hijo de ambos, Andrea Nicolás de 10 años, quien actualmente pasa una temporada con él.

Spencer Multack, juez de una corte de familia de Miami, ordenó que ambos padres deberán compartir la educación del menor, pero que debería ser entregado a Rubio para celebrar el domingo en que se celebraba el Día de la Madre.

En la vista, que se realizó por Internet debido a las medidas de distanciamiento social por el coronavirus, Vallejo-Nágera acusó a Rubio, a su hermano Enrique y a su madre, la actriz Susana Dosamantes, de golpear al pequeño. También afirmó que Eros, el otro hijo de la cantante con su expareja Gerardo Bazúa, sufre del mismo trato.

Además, afirmó que Rubio consumía drogas y presentó como prueba la transmisión que la propia cantante hizo en la cuarentena, en la que parecía errática y se le veía bajando la cabeza, gestos que se interpretaron en las redes sociales como típicos de la inhalación de cocaína.

En respuesta, Rubio presentó otro vídeo del mismo día, tomado desde otro ángulo, en el que se ve que bajaba la cabeza para ver unos papeles y seguir el hilo de la transmisión. En la vista judicial, se supo que Andrea Nicolás lleva tres semanas en casa de su padre en Miami Beach y que, según dijo Vallejo-Nágera, se ha negado a regresar a la residencia de Rubio pues «presenta cuadros de ansiedad, náuseas y vómitos».

Esta audiencia se produjo tres días después de que se conociera que Bazúa también ha presentado una demanda ante la corte de familia de Miami contra Rubio, alegando que no lo deja ver a Eros, de 4 años.

Rubio estuvo casada con Vallejo-Nágera durante cinco años, hasta su tormentosa separación y divorcio en el 2013 tras más de un año de separación. Su relación con Bazúa, a quien conoció cuando ella era su coach en La Voz México, duró entre el 2013 y el 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *