Bogotá

Declaran a Bogotá y su zona rural como territorio libre de minas antipersonales

Foto Alcaldía Mayor
En el corregimiento de Nazareth de la localidad de Sumapaz, la ciudad de Bogotá recibió la certificación como territorio libre de sospecha de contaminación por minas antipersona. Esta hace parte del compromiso de la ciudad con la implementación del Acuerdo Final de Paz firmado en el año 2016.

Vladimir Rodríguez, alto consejero de Paz, Víctimas y Reconciliación del Distrito aseguró que se trata de un hecho histórico, pues permitirá que se avance en el reconocimiento y la reparación de más de 30 familias que fueron afectadas por incidentes con minas en el Distrito Capital.

“También va a permitir que los productos, la siembra y la relación con el territorio esté libre de estos artefactos explosivos, eso es la paz total, y hoy, Bogotá orgullosamente está certificada de la no existencia de este tipo de artefactos en el territorio”, sostuvo el Consejero.

La declaratoria la hizo el alto comisionado para la Paz, Iván Danilo Rueda, en representación del Presidente de la República, Gustavo Petro.

“Hoy, en honor de esos dolores sufridos y vividos, de las afecciones a veces irreparables, honramos la posibilidad de seguir construyendo un país distinto y una ciudad diferente”, comentó el Alto Comisionado.

Entre tanto, Jennifer Wright, jefa de Oficina Regional de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, felicitó al Distrito por la certificación. “Felicitarles por este hecho importante al cual estamos rindiendo homenaje y mencionar que el acuerdo de paz posibilitó el hecho de que estemos reunidos celebrando este momento, el acuerdo sigue siendo vigente y clave”.

La certificación aporta a la garantía de derechos de las comunidades campesinas sobre sus territorios y también promueve la conservación ambiental, pues permite llegar a todos los espacios.

“Pudimos recibir, además, productos agrícolas que se han producido en aquellas zonas en donde antes hubo minas y víctimas de estos artefactos explosivos”, comentó el jefe de Gabinete de la Alcaldía Mayor de Bogotá, Antonio Sanguino.

Estas actividades de desminado humanitario han aportado a fortalecer la relación entre la fuerza pública y la comunidad. En este sentido, se ha establecido de forma gradual una reconstrucción de confianza en la institucionalidad destacando el carácter humanitario de la fuerza pública en el territorio.

Es importante destacar el trabajo conjunto del Distrito, las alcaldías locales y de la Brigada de Ingenieros de Desminado Humanitario por intermedio del Batallón de Ingenieros Desminado Humanitario No. 4, quienes hicieron posible el proceso de despeje de los territorios.