Internacional Noticia Extraordinaria Tema del Día

ATENCION: Fallo de Corte de La Haya a favor de Colombia; aquí el texto de la trascedental decisión que puso fin a pretensiones expansionistas de Nicaragua

–La Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya puso freno este jueves a nuevas intentonas del régimen de Daniel Ortega contra Colombia. Nicaragua no podrá interponer más demandas para tratar de quitarle a Colombia territorio, de acuerdo con el veredicto del alto tribunal internacional. Al efecto,la Corte dejó en claro: El fallo «no puede ser apelado».

A continuación publicamos el texto completo de la Sentencia de la CIJ favor de Colombia sobre la Delimitación de la Plataforma Continental más allá de las 200 millas náuticas desde la costa de Nicaragua:

–EL TRIBUNAL, previa deliberación, dicta la siguiente sentencia:

1. El 16 de septiembre de 2013, el Gobierno de la República de Nicaragua (en adelante «Nicaragua») presentó en la Secretaría de la Corte una demanda contra la República de Colombia (en adelante «Colombia») relativa a una controversia sobre «la delimitación de los límites entre, por una parte, la plataforma continental de Nicaragua más allá del límite de 200 millas marinas a partir de las líneas de base desde las que se mide la anchura del mar territorial de Nicaragua y, por otra, la plataforma continental de Colombia».

2. En su Demanda, Nicaragua pretendió fundar la competencia de la Corte en el artículo XXXI
del Tratado Americano de Soluciones Pacíficas firmado el 30 de abril de 1948, designado oficialmente, según su artículo LX, como el «Pacto de Bogotá».

3. De conformidad con el párrafo 2 del artículo 40 del Estatuto de la Corte, el Secretario
comunicó inmediatamente la demanda al Gobierno de Colombia. También notificó al Secretario General de las Naciones Unidas de la presentación de la Demanda por Nicaragua.

4. De conformidad con el párrafo 3 del Artículo 40 del Estatuto de la Corte, el Secretario notificó a los Miembros de las Naciones Unidas, por conducto del Secretario General, la presentación de la Demanda, mediante transmisión del texto bilingüe impreso.

5. 5. Dado que el Tribunal no contaba entre sus miembros con ningún juez de la nacionalidad de ninguna de las Partes, cada una de ellas procedió a ejercer el derecho que le confiere el artículo 3 del Estatuto del Tribunal.

Parte procedió a ejercer el derecho que le confiere el artículo 31, párrafo 3, del Estatuto de
elegir un juez ad hoc para conocer del caso. Nicaragua eligió al Sr. Leonid Skotnikov. Colombia eligió en primer lugar a al Sr. Charles N. Brower, quien renunció el 5 de junio de 2022, y posteriormente al Sr. Donald McRae.

6. Mediante Auto de 9 de diciembre de 2013, el Tribunal fijó el 9 de diciembre de 2014 y el 9 de diciembre de 2015 como los plazos respectivos para la presentación de un Memorial por parte de Nicaragua y una Contramemoria por parte de Colombia.

7. El 14 de agosto de 2014, antes del vencimiento del plazo para la presentación del Memorial de Nicaragua, Colombia, remitiéndose al artículo 79 del Reglamento de la Corte de 14 de abril de 1978, modificado el 1 de febrero de 2001, opuso excepciones preliminares a la competencia de la Corte y a la admisibilidad de la Demanda. Mediante Auto de 19 de septiembre de 2014, la Corte, señalando que en virtud del artículo 79, apartado 5 del Reglamento del Tribunal de Justicia, el procedimiento sobre el fondo estaba suspendido, fijó el 19 de enero de de 2015 como plazo para la presentación por Nicaragua de un escrito con sus observaciones y alegatos sobre las excepciones preliminares planteadas por Colombia. Nicaragua presentó su escrito dentro del plazo así fijado.

8. Mediante carta de fecha 10 de noviembre de 2014, de conformidad con las instrucciones de la Corte en virtud del artículo 43, párrafo 1, del Reglamento de la Corte, el Secretario dirigió a los Estados partes en el Pacto de Bogotá la notificación prevista en el artículo 63, párrafo 1, del Estatuto de la Corte. En de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 3 del artículo 69 del Reglamento de la Corte, el Secretario dirigió también la notificación prevista en el artículo 34, párrafo 3, del Estatuto de la Corte.

Mediante carta de fecha 5 de enero de 2015, el Secretario General de la OEA indicó que la Organización no tenía intención de presentar observaciones por escrito en el sentido del artículo 69, párrafo 3, del Reglamento de la Corte.

9. Mediante carta de fecha 17 de febrero de 2015, el Gobierno de la República de Chile (en adelante «Chile»), haciendo referencia al artículo 53, párrafo 1, del Reglamento de la Corte, solicitó que se le proporcionaran copias de los escritos y documentos anexos al caso.

Habiendo recabado la opinión de las Partes de conformidad con de conformidad con esa misma disposición, el Presidente del Tribunal decidió acceder a dicha solicitud. El Secretario comunicó debidamente esta decisión al Gobierno de Chile y a las Partes.

10. Las audiencias públicas sobre las excepciones preliminares planteadas por Colombia se celebraron los días 5, 6, 7 y 9 de octubre de 2015. En su Sentencia de 17 de marzo de 2016, la Corte se declaró competente, sobre la fundamento del artículo XXXI del Pacto de Bogotá, para conocer de la primera solicitud planteada por Nicaragua en su Demanda (véase párrafo 18infra), en la que solicitaba a la Corte que determinara «[e]l trazado preciso del la frontera marítima entre Nicaragua y Colombia en las zonas de la plataforma continental que pertenecen a cada uno de ellos más allá de los límites determinados por la Corte en su Sentencia de 19 de noviembre de 2012» en el caso relativo a la Controversia Territorial y Marítima (Nicaragua-Colombia), y que dicha solicitud era admisible (Cuestión de la Delimitación de la Plataforma Continental Plataforma Continental entre Nicaragua y Colombia más allá de las 200 Millas Náuticas de la Costa Nicaragüense (Nicaragua c. Colombia), Excepciones Preliminares, Sentencia, I.C.J. Recueil 2016 (I), p. 140, párr. 126).

11. Mediante Auto de 28 de abril de 2016, la Corte fijó el 28 de septiembre de 2016 y el 28 de septiembre de 2017, respectivamente, como los nuevos plazos para la presentación de un Memorial por Nicaragua y una Contramemoria por parte de Colombia. Estos escritos fueron presentados dentro de los plazos así fijados. Junto con Junto con su Memorial, Nicaragua también proporcionó a la Corte copias de su presentación completa a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (en adelante la «CLPC» o la «Comisión»), explicando que esta presentación formaba parte de su Memorial y que estaba clasificada como confidencial de
de conformidad con las normas contenidas en el Anexo II del Reglamento de la CLPC.

12. Mediante cartas de fechas 6 de octubre de 2016 y 22 de noviembre de 2016, respectivamente, el Gobierno de la República de Costa Rica (en adelante «Costa Rica») y el Gobierno de la República de Panamá (en adelante «Panamá»), haciendo referencia al artículo 53, párrafo 1, del Reglamento de la Corte, solicitaron que se les copias de los escritos y documentos anexos al expediente. Habiéndose las opiniones de las Partes de conformidad con la misma disposición, la Corte accedió a dichas solicitudes, con excepción de la presentación de Nicaragua ante la CLPC, que no sería proporcionada a Costa Rica y Panamá.

El Secretario comunicó debidamente esas decisiones a Costa Rica y Panamá y a las Partes.

También se puso a disposición de Chile una copia del Memorial de Nicaragua, sin incluir dicha presentación (véase el párrafo 9 supra).

13. Mediante Resolución de 8 de diciembre de 2017, el Tribunal autorizó la presentación de una Réplica por parte de Nicaragua y una Dúplica por parte de Colombia, y fijó el 9 de julio de 2018 y el 11 de febrero de 2019 como los plazos respectivos para la presentación de dichos escritos. La Réplica de Nicaragua y la Dúplica de Colombia se presentaron dentro de los plazos así fijados.

14. En un auto de 4 de octubre de 2022, el Tribunal indicó que, en las circunstancias del caso, antes de proceder a cualquier examen de cuestiones técnicas y científicas en relación con la delimitación de la plataforma continental entre Nicaragua y Colombia más allá de las 200 millas náuticas de las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial de Nicaragua, era necesario necesario decidir sobre ciertas cuestiones de derecho, después de oír a las Partes al respecto. En consecuencia, la Tribunal decidió que, «en el próximo procedimiento oral del caso, la República de Nicaragua y la República de Colombia expondrán sus argumentos exclusivamente en relación con las dos cuestiones siguientes:

(1) Conforme al derecho internacional consuetudinario, ¿el derecho de un Estado a una plataforma continental continental más allá de las 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura de su mar territorial a 200 millas marinas de las líneas de base de otro Estado?

(2) ¿Cuáles son los criterios del derecho internacional consuetudinario para determinar del límite de la plataforma continental más allá de las 200 millas marinas a partir de las líneas de base las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial.

15. Habiéndose cerciorado de las opiniones de las Partes y a la luz del alcance del procedimiento oral, la Corte decidió, de conformidad con el párrafo 2 del Artículo 53 del Reglamento de la Corte, que las copias de los escritos y documentos anexos no se harían accesibles al público en el momento de la la apertura del procedimiento oral.

16. Las vistas públicas sobre las dos cuestiones formuladas por el Tribunal de Justicia en su auto de 4 de octubre de 2022 (véase el apartado 14 supra) se celebraron los días 5, 6, 7 y 9 de diciembre de 2022, en las que el Tribunal escuchó los informes orales y las réplicas de:

Por Nicaragua:

S.E. D. Carlos José Argüello Gómez,
Sr. Vaughan Lowe,
Sr. Alex Oude Elferink,
Sr. Alain Pellet.
Por Colombia: S.E. D. Eduardo Valencia-Ospina,
Sir Michael Wood,
Sr. Rodman Bundy,
Sr. Lorenzo Palestini,
Sr. Jean-Marc Thouvenin,
Sra. Laurence Boisson de Chazournes.

17. En las audiencias, un miembro del Tribunal formuló una pregunta a Colombia, a la que se dio respuesta oral de conformidad con el artículo 61, párrafo 4, del Reglamento de la Corte. Nicaragua presentó comentarios por escrito a la respuesta oral proporcionada por Colombia el 15 de diciembre de 2022.

18. En la Demanda, Nicaragua formuló las siguientes pretensiones «Nicaragua solicita a la Corte que adjudique y declare:

Primero: El trazado preciso de la frontera marítima entre Nicaragua y Colombia en las áreas de la plataforma continental que pertenecen a cada uno de ellos más allá de los límites determinados por la Corte en su Sentencia de 19 de noviembre de 2012.

Segundo: Los principios y normas de derecho internacional que determinan los derechos y deberes de los dos Estados en relación con la zona de superposición de las reivindicaciones sobre la plataforma continental y el uso de sus recursos, a la espera de la delimitación de la frontera marítima entre ellos más allá de las 200 millas náuticas de la costa de Nicaragua».

En nombre del Gobierno de Colombia, en la Contramemoria:

«[P]or las razones expuestas en la presente Contramemoria, y reservándose el derecho de Colombia solicita respetuosamente a la Corte que, por las razones expuestas en esta adjudique y declare que:

La solicitud de Nicaragua de delimitación de la plataforma continental más allá de 200 millas marinas a partir de sus costas».

«[P]or las razones expuestas en su Memorial de Contestación y Dúplica, y reservándose el derecho a modificar o complementar estos escritos, Colombia solicita respetuosamente a la
Corte que se pronuncie y declare que:

La solicitud de Nicaragua de delimitación de la plataforma continental más allá de
200 millas náuticas de su costa es rechazada sin perjuicio».

20. En el procedimiento oral, las Partes presentaron las siguientes alegaciones:

En nombre del Gobierno de Nicaragua,

«En el caso relativo a la Cuestión de la Delimitación de la Plataforma Continental entre Nicaragua y Colombia más allá de las 200 Millas Náuticas de la Costa Costa Nicaragüense (Nicaragua vs. Colombia), por las razones expuestas en la fase Escrita y Oral Nicaragua solicita respetuosamente a la Corte que se pronuncie y declare que:

I. La respuesta a las cuestiones de Derecho es afirmativa:

A. En virtud del derecho internacional consuetudinario, el derecho de un Estado a una plataforma continental más allá de las 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del la anchura del mar territorial puede extenderse dentro de las 200 millas náuticas las líneas de base de otro Estado.

B. Los apartados 2 a 6 del artículo 76 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar del Mar reflejan el derecho internacional consuetudinario.

II. Nicaragua solicita respetuosamente a la Corte que proceda a fijar un calendario para oír y
decidir sobre toda la solicitud pendiente en los alegatos de Nicaragua.

Nicaragua, se reserva formalmente su derecho a completar sus Alegatos Finales en vista de las circunstancias de hecho del caso según lo decidido por la Corte en su Orden de 4 de octubre de 2022.»

En nombre del Gobierno de Colombia,

«Con respecto a la Cuestión de la Delimitación de la Plataforma Continental entre Nicaragua y Colombia más allá de las 200 Millas Náuticas de la Costa Nicaragüense (Nicaragua c. Colombia), visto el Auto de fecha 4 de octubre de 2022 y las cuestiones de derecho contenidas en ella, Colombia solicita respetuosamente a la Corte que adjudique y declare que:

1. 1. En relación con la primera cuestión:

(i) Según el derecho internacional consuetudinario, el derecho de un Estado a una plataforma continental más allá de las 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura de su la anchura de su mar territorial no puede extenderse más allá de las 200 millas náuticas las líneas de base de otro Estado.

2. En relación con la segunda cuestión

(i) Según el derecho internacional consuetudinario, no existen criterios para la determinación
del límite de la plataforma continental más allá de las 200 millas marinas a partir de las
líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial siempre que el límite exterior de dicha plataforma continental se encuentre dentro de la zona de 200 millas náuticas de otro Estado.

(ii) Los párrafos 2 a 6 del artículo 76 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar no reflejan el derecho internacional consuetudinario.

Además, considerando que las respuestas a estas dos preguntas rigen todas las los alegatos de Nicaragua expuestos en el curso del proceso, Colombia solicita además a la Corte que adjudique y declare que:

3. 3. La solicitud de Nicaragua de delimitar la plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas de su costa millas náuticas a partir de sus costas.

4. En consecuencia, la solicitud de Nicaragua de que se fije un calendario para conocer y decidir sobre todas las solicitudes pendientes en los alegatos de Nicaragua es rechazada».

93. La solicitud contenida en la tercera comunicación de Nicaragua, tal como se presenta en su Réplica (véase el párrafo 19 supra), se refiere a los derechos marítimos de Serranilla, Bajo Nuevo y Serrana.

Específicamente, Nicaragua solicita a la Corte que declare que «Serranilla y Bajo Nuevo están enclavados y se les concede un mar territorial de doce millas náuticas, y [que] Serrana está enclavada conforme a la Sentencia de la Corte de Sentencia de noviembre de 2012».

94. En apoyo de su solicitud, Nicaragua invoca la conclusión de la Corte en la Sentencia de 2012 que el régimen jurídico sobre las islas establecido en el artículo 121 de la CNUDM forma un todo indivisible, que tiene el estatus de derecho internacional consuetudinario en su totalidad (I.C.J. Reports 2012 (II), p. 674, párr. 139). Según ese régimen, si una isla se califica como una roca que no puede sostener por sí misma la habitación humana o la vida económica, el derecho internacional consuetudinario se aplica a todas las islas.

95. Nicaragua sostiene que, sobre esa base, Serranilla y Bajo Nuevo no tienen derecho a una zona económica exclusiva ni a una plataforma continental.

Nicaragua observa que Serrana fue enclavada en la Sentencia de 2012 y afirma que, en todo caso, se trata de una roca incapaz de sustentar habitación humana o vida económica propia. Por lo tanto, en opinión de Nicaragua, Serrana no puede generar derechos a una zona económica exclusiva o una plataforma continental.

96. Colombia sostiene que los tres accidentes marítimos, siendo islas del Archipiélago de San Andrés archipiélago de San Andrés que son capaces de sostener habitación humana o vida económica, tienen derecho cada uno a una zona económica exclusiva con su «concomitante» zona económica exclusiva.

97. La Corte recuerda que, en su Sentencia de 2012, determinó que Colombia tiene soberanía sobre las islas de Serranilla, Bajo Nuevo y Serrana (Recueil 2012 (II), p. 718, párr. 251,
apartado. 1). También observa que, a través de la solicitud presentada en su Demanda, como se especifica con más detalle en sus alegatos escritos, Nicaragua pretendía la delimitación de la frontera marítima entre las Partes en las áreas de la plataforma continental que corresponden a cada una de ellas más allá de los límites determinados por la Corte en la Sentencia de 2012. Por lo tanto, la tercera presentación de Nicaragua, que de delimitación contenida en su Solicitud (véase el párrafo 84 supra), debe entenderse en el sentido del párrafo 84 supra), debe entenderse como la búsqueda de una conclusión específica respecto del efecto, si lo hubiere, que los derechos marítimos de Serranilla, Bajo Nuevo y Serrana tendrían sobre cualquier delimitación marítima entre las Partes.

98. En su Sentencia de 2012, el Tribunal consideró que no le correspondía determinar el alcance de los derechos marítimos de Serranilla y Bajo Nuevo, porque caían fuera del área de
delimitación identificada en dicha Sentencia (I.C.J. Reports 2012 (II), p. 689, párr. 175).

99. El Tribunal observa que existen dos posibilidades con respecto a los potenciales derechos marítimos de Serranilla y Bajo Nuevo.

Si Serranilla y Bajo Nuevo tienen derecho a zonas económicas exclusivas y a plataformas continentales, entonces, a la vista de la conclusión del Tribunal anteriormente expuesta (ver
párrafo 79), cualquier plataforma continental extendida que Nicaragua reclame no puede extenderse dentro de las derechos marítimos de 200 millas náuticas de estas islas.

Si, por otra parte, Serranilla o Bajo Nuevo no tienen derecho a zonas económicas exclusivas o plataformas continentales, entonces no derechos marítimos en la zona en la que Nicaragua reclama una plataforma continental extendida.

En cualquier caso, como consecuencia de la conclusión del Tribunal en relación con la primera cuestión (ver párrafo 79 supra), dentro de las 200 millas marinas a partir de las líneas de base de Serranilla y Bajo Nuevo, no puede haber ninguna zona de superposición de derechos a una plataforma continental que deba delimitarse en el presente procedimiento.

100. Por lo tanto, el Tribunal considera que no necesita determinar el alcance de los
derechos de Serranilla y Bajo Nuevo para resolver la controversia presentada por Nicaragua en su Demanda.

101. El Tribunal recuerda además que la Sentencia de 2012 ya determinó el efecto producido por los derechos marítimos de Serrana. Habiendo determinado que Serrana tiene derecho a un mar territorial territorial, el Tribunal concluyó que «[s]u reducido tamaño, lejanía y otras características hacen que, en cualquier caso, la el logro de un resultado equitativo exige que la línea fronteriza siga el límite exterior del mar territorial alrededor de la isla. Por lo tanto, la frontera seguirá un de 12 millas náuticas medidas desde Cayo Serrana y otros cayos de sus alrededores». (C.I.J. Recueil 2012 (II), p. 715, párr. 238.)

En la parte dispositiva de dicha Sentencia, el Tribunal decidió que la frontera marítima entre
las Partes en torno a Serrana seguía una envoltura de arcos de 12 millas náuticas medidos desde Cayo Serrana y los demás cayos de sus inmediaciones (ibid., p. 718, párr. 251, apdo. 5). Como el efecto producido por los derechos marítimos de Serrana fue determinado de manera concluyente en la Sentencia de 2012, no hay necesidad que el Tribunal lo reafirme en el presente caso.

102. Por estas razones, la solicitud contenida en el tercer escrito de Nicaragua no puede ser
acogida.

103. A la luz de lo anterior, el Tribunal no tiene necesidad de fijar un calendario para las actuaciones ulteriores en este caso, tal como lo solicitó Nicaragua en sus alegatos en el procedimiento oral.

104. Por estas razones,

EL TRIBUNAL,

(1) Por trece votos contra cuatro,

Rechaza la solicitud formulada por la República de Nicaragua de que la Corte adjudique y declare que el límite marítimo entre la República de Nicaragua y la República de Colombia en las zonas de la plataforma continental que, según la República de Nicaragua, pertenecen a cada una de ellas más allá del límite determinado por la Corte en su Sentencia de 19 de noviembre de 2012 sigue líneas geodésicas líneas que unen los puntos 1 a 8, cuyas coordenadas se mencionan en el párrafo 19 supra;

A FAVOR: Presidente Donoghue; Vicepresidente Gevorgian; Jueces Abraham, Bennouna, Yusuf, Xue, Sebutinde, Bhandari, Salam, Iwasawa, Nolte, Brant; Juez ad hoc McRae; EN CONTRA: Jueces Tomka, Robinson, Charlesworth; Juez ad hoc Skotnikov;

Rechaza la solicitud formulada por la República de Nicaragua de que la Corte adjudique y declare que las islas de San Andrés y Providencia tienen derecho a una plataforma continental hasta una línea formada de arcos de 200 millas náuticas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial de Nicaragua que une los puntos A, C y B, cuyas coordenadas se mencionan en el párrafo 19 anterior;

A FAVOR:

Presidente Donoghue; Vicepresidente Gevorgian; Jueces Abraham, Bennouna, Yusuf, Xue, Sebutinde, Bhandari, Salam, Iwasawa, Nolte, Brant; Juez ad hoc McRae;

EN CONTRA:

Jueces Tomka, Robinson, Charlesworth; Juez ad hoc Skotnikov;

(3) Por doce votos contra cinco,

Rechaza la petición formulada por la República de Nicaragua con respecto a los derechos
marítimos de Serranilla y Bajo Nuevo.

A FAVOR:

Presidente Donoghue; Vicepresidente Gevorgian; Jueces Abraham, Bennouna, Yusuf, Xue, Sebutinde, Bhandari, Salam, Iwasawa, Brant; Juez ad hoc McRae; EN CONTRA: Jueces Tomka, Robinson, Nolte, Charlesworth; Juez ad hoc Skotnikov.

(Firmado) Joan E. DONOGHUE,
Presidente.
(Firmado) Philippe GAUTIER,
Registrador.

El Magistrado TOMKA adjunta una opinión disidente al fallo de la Corte; El juez XUE agrega
una opinión separada a la Sentencia de la Corte; El Magistrado BHANDARI adjunta una declaración a la Sentencia de la Corte; el juez ROBINSON adjunta una opinión disidente al fallo de la Corte; los Magistrados IWASAWA y NOLTE adjuntan opiniones separadas al fallo de la Corte; el juez CHARLESWORTH adjunta una opinión disidente al fallo de la Corte; juez ad hoc
SKOTNIKOV adjunta una opinión disidente al fallo de la Corte.

(Firma) J.E.D.
(Firma Ph.G.