Nacional

Gobierno Nacional extiende intervención forzosa de la EPS Emssanar que opera en Valle, Nariño y Putumayo

–El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud y Protección Social, autorizó la prórroga de la intervención forzosa administrativa para administrar por parte de la Superintendencia Nacional de Salud la EPS Emssanar por un año más.

La EPS tiene una importante presencia en los distritos especiales de Cali y Buenaventura, así como en los departamentos de Nariño y Putumayo, donde concentra aproximadamente el 42,15% y el 51,15% de la población afiliada respectivamente.

Con esta prórroga, se busca mitigar las pérdidas financieras y el déficit presupuestal que enfrenta la entidad, centrándose en la mejoría de la atención a la población usuaria, depurar los estados financieros, sanear las deudas acumuladas y fortalecer los procesos de facturación y cartera.

Según el análisis técnico realizado por la Dirección de Regulación de la Operación del Aseguramiento en Salud, Riesgos Laborales y Pensiones del Ministerio de Salud y Protección Social, se considera conveniente que la EPS continúe operando bajo la supervisión de la Supersalud, con el fin de garantizar de manera integral el acceso a los servicios de salud que requieran los usuarios.

La resolución ejecutiva 168, que autoriza la extensión de la medida, destaca que permitir la continuidad en la operación de la EPS tendría efectos positivos en materia contractual, lo que contribuiría favorablemente a distintos actores del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), especialmente para los prestadores de servicios de salud.

El documento también señala que, en materia de facturación, la decisión permitiría concertar, conciliar y efectuar acuerdos de pago respecto a la facturación histórica, así como facilitar la viabilidad y oportunidad en la contratación con los diferentes prestadores. Todo ello con el objetivo de generar flujo en su sistema financiero, aumentar su solvencia y crecimiento, y fortalecer la red prestadora de servicios en salud para garantizar la correcta prestación de los servicios de salud.