Fiscalia ocupa bienes por $19 mil millones de los narcotraficantes «Chupeta» y «El Alacrán»

Bienes de los capos del narcotráfico Juan Carlos Ramirez Abadia, alias Chupeta, y Henry Loaiza Ceballos, alias “El Alacrán”, valorados en más de 19 mil millones de pesos, fueron ocupados por la Fiscalia General de la Nación para iniciarles el tramite de extinción de dominio.

Según el informe del organismo judicial, de alias “Chupeta”, se incautaron 89 bienes que tienen un costo aproximado de 9 mil millones de pesos y que estaban en poder de su núcleo familiar y varios testaferros.

La ocupación material fue realizada por fiscales de la Unidad Nacional para la Extinción del Derecho de Dominio y contra el Lavado de Activos con el apoyo de la Dijin en las ciudades de Cali, Bogotá, Medellín, Cartagena, Villavicencio y Pereira.

Los bienes están representados en 52 inmuebles urbanos, 3 rurales, 7 sociedades y 27 vehículos se hallan incluidos en la segunda fase de la operación que efectúan las autoridades en contra de Juan Carlos, Ramírez Abadía, alias “Chupeta”, actualmente encarcelado en Brasil.

Simultáneamente, fiscales de Extinción de Dominio ocuparon, con el apoyo del DAS, propiedades de Henry Loaiza Ceballos, alias “El Alacrán”.

Son 36 predios rurales que suman un total de 2.500 hectáreas, 2 establecimientos de comercio y 3 sociedades, ubicados en el Valle del Cauca, asi como numerosas joyas, todo avaluado en 10 mil millones de pesos.

En este trámite también se dispuso lo afectación de la hacienda Villa Paola , inmueble cuya adquisición fue reconocida como lícita en 1990 por el Tribunal Superior de Buga.

Sin embargo, la Fiscalía estableció que este inmueble fue destinado para actividades delictivas; presuntamente allí fue torturado y asesinado Tiberio de Jesús Fernández Mafla, párroco de Trujillo (Valle).

Loaiza Ceballos fue condenado por concierto para delinquir, por conformar grupos de sicarios para cometer homicidios, y está vinculado a la masacre de Trujillo.

Los bienes ocupados de alias “Chupeta” y alias “El Alacrán” serán administrados por la Dirección Nacional de Estupefacientes.