Luis Eladio Pérez afirma que cautiverio no sepultó aspiración presidencial de Ingrid Betancourt

El ex senador colombiano Luis Eladio Pérez, quien fue rehén de las FARC, afirmó en la ciudad brasileña de Sao Paulo que la también ex congresista Ingrid Betancuort, todavía en cautiverio, mantiene viva su aspiración presidencial.

Después de intervenir como expositor del Segundo GlobalGreens (verdes globales), Peréz declaró a Efe que «Ingrid es muy inteligente y ha sabido aprovechar los momentos de soledad del cautiverio para avanzar y madurar en sus ideas políticas».

«Ella va a jugar un papel muy importante en la política colombiana. Ella tiene capacidades como nadie y conoce el ambiente político», agregó el ex congresista, quien pasó más de seis años secuestrado por las FARC.

Pérez, liberado el pasado 27 de febrero, añadió que la ex candidata del Partido Verde Oxígeno de Colombia en la contienda electoral de 2002, año en el que fue secuestrada, piensa desde el cautiverio en un Gobierno con prioridad en la educación.

«Ella quiere un año especial para cada uno del mandato presidencial (que en Colombia es de cuatro años), dedicando el primero a la mujer, el segundo a la infancia, el siguiente a la tercera edad y el último a la educación, con la mayor inversión con respecto al PIB (Producto Interior Bruto)», explicó.

El ex congresista pidió al presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, más participación en la acción humanitaria internacional que busca la liberación de la ex candidata y de otros secuestrados.

«Quisiéramos que tuviera un papel protagonista en esta lucha. Él (Lula) tiene autoridad política y moral para eso, pues viene de una izquierda moral renovadora y su intervención sería oportuna», apuntó Pérez, ex legislador que expuso su estrategia para la intermediación de Gobiernos «amigos» en la liberación de los otros rehenes.

El abogado, de 58 años, recordó que la liberación de civiles no está entre los protocolos del Derecho Internacional Humanitario (DIH), pues la retención de personas ajenas al conflicto es una práctica vedada por los organismos internacionales.

Pérez y tres ex legisladores fueron liberados por las FARC en febrero pasado, después de que esa guerrilla entregara en enero a la ex candidata a la vicepresidencia en la fórmula de Betancourt, Clara Rojas, y la ex congresista Consuelo de Perdomo.

No obstante, las negociaciones para otras liberaciones fueron suspendidas tras la muerte de Luis Edgar Devia, alias «Raúl Reyes», en una operación del Ejército colombiano contra un campamento de ese grupo en Ecuador, en una acción que generó tensiones entre Bogotá, Quito y Caracas.

Para Pérez, a pesar del distanciamiento en las negociaciones con la muerte de «Reyes», los diálogos entre esa guerrilla y la comunidad internacional se pueden retomar.

«Yo le dije al presidente (de Colombia, Álvaro) Uribe que me ‘entregara’ a los guerrilleros presos más importantes para las FARC que yo los ubicaba en otros países y él le sonó la idea», detalló.

En ese sentido, destacó los avances dados por el Gobierno colombiano, con la promulgación de un decreto presidencial para derogar la normativa en acuerdos humanitarios que exigía la firma de un documento previo antes de iniciar ese tipo de gestiones.

«Así el paso inicial para el acuerdo sería la liberación de por lo menos un civil más, que podría ser Ingrid o cualquier otro. Ya hablamos con el presidente (francés) Nicolas Sarkozy y él está dispuesto a recibir transitoriamente a los guerrilleros canjeados por el tiempo que sea necesario», comentó.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el Gobierno de Venezuela se encargarían de la financiación para la reinserción de los guerrilleros a la vida civil, con programas de ese tipo aplicados por el organismo internacional y por el país suramericano.

«Encadenados vivimos allá más la cultura de la muerte que de la vida, por eso queríamos que fuésemos rescatados de cualquier forma, pero, como lo propone aquí la ‘comunidad verde’, rechazamos cualquier intervención militar, que sería un fusilamiento», sostuvo.

En cuanto al estado de salud de Betancourt, a la que vio el 4 de febrero, antes de su liberación, Pérez indicó: «lamentablemente la dejé en una situación peor a aquella de las imágenes de sufrimiento que dieron la vuelta al mundo».

«Pero al parecer, sin ser menos grave la situación, ella no padece de hepatitis como se había dicho y sí una infección de amebas», puntualizó.

Pérez participó del GlobalGreens en compañía del publicista colombiano Juan Carlos Lecompte, esposo de Betancourt.

Información EFE

Una respuesta a «Luis Eladio Pérez afirma que cautiverio no sepultó aspiración presidencial de Ingrid Betancourt»