Internacional

Barack Obama, primer negro con posibilidades reales de gobernar a EE.UU.

Barack Obama

Como un hecho historico consideran en Estados Unidos la proclamación de Barack Obama como el primer candidato negro a la presidencia por el Partido Demócrata.

Obama se autoproclamó candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, tras asegurar la noche del martes los delegados necesarios para ganar la nominación.

Fue el final de una lucha de cinco meses contra su rival Hillary Clinton, en desarrollo de la cual votaron casi 38 millones de personas en más de 50 Estados.

El senador por Illinois se convirtió así en el primer candidato negro con aspiraciones reales de llegar a la presidencia de Estados Unidos.

Obama logro superar la marca de 2.118 delegados necesarios tras las primarias celebradas en Dakota del Sur y Montana, y gracias al apoyo de los superdelegados.

Mientras tanto, Hillary Rodham Clinton abrió la posibilidad de postularse como formila a la vicepresidencia de Obama.

En un emotivo discurso que pronuncio tras ganar las primarias de Montana y la nominación, el senador Obama elogio con tono conciliador a Clinton por haber convencido a millones de votantes y destaco que él mismo mejoro su candidatura tras haber competido contra ella.

También hizo un llamado a la unidad tras un proceso histórico de elecciones primarias en el que la división fue la constante dentro del Partido Demócrata.

«Esta noche hemos llegado al fin de una travesía histórica y al comienzo de otra», dijo Obama ante sus seguidores en St. Paul, en Minesota, la ciudad que acogerá la Convención Republicana en septiembre, a los que agradecio el apoyo recibido.

«Hoy puedo estar delante de vosotros y decir que soy el candidato demócrata a la presidencia de EE UU», proclamo Obama, dando por terminadas las primarias de su partido.

«La senadora Clinton ha hecho historia en esta campaña, no sólo porque es una mujer que ha hecho algo que ninguna otra había logrado, sino porque es una líder que inspira a millones de estadounidenses con su fortaleza, su coraje y su compromiso con las causas que nos han traído hasta aquí», señalo.

Durante su intervención, el senador por Illinois aprovecho para criticar al que será su rival en las presidenciales de noviembre, el republicano John McCain, al que Obama acusó de no diferenciarse mucho del presidente Bush.

Obama se mostro en desacuerdo con la promesa de McCain de continuar con la estrategia actual en Irak: «Debemos ser cuidadosos al salir de Irak como descuidados fuimos al entrar. Pero debemos comenzar a salir. Es tiempo de que los iraquíes tomen la responsabilidad de su futuro», señalo Obama, que aspira a convertirse en el primer presidente afroamericano de su país.

Por su parte, el republicano John McCain dio la bienvenida al demócrata Barack Obama a la campaña presidencial, pero con fuertes ataques a su corta trayectoria politica.

«El pueblo estadounidense no me conoció ayer, como están conociendo justo apenas al senador Obama», dijo McCain.

«Saben que tengo una larga trayectoria en la solución de problemas bipartidistas. Me han visto poner nuestro país primero, ante cualquier presidente, ante cualquier partido, ante cualquier interés especial, ante mi propio interés. Quizá piensen que soy un servidor imperfecto de nuestro país, pues seguramente lo soy. Pero soy su servidor primero, después y siempre», expresó McCain.

También criticó a Obama por votar en favor de la iniciativa de ley sobre energéticos de Bush, la que, dijo, dio más problemas a la industria de los energéticos.

«Yo me opuse a ella porque sé que no obtendremos una independencia energética al repetir los errores de la última mitad del siglo. Eso no es el cambio en el que podemos creer», agregó McCain, parodiando el estribillo de campaña de Obama, de que él ofrece una dirección fresca para un país fatigado por el estatus quo.

McCain acusó a Obmama de haber votado ‘‘para negar fondos a los soldados que han hecho un trabajo brillante» en Irak.

«Los estadounidenses deben estar preocupados sobre el criterio de un candidato presidencial que dice que está listo para hablar, en persona y sin condiciones, con los tiranos desde La Habana hasta Pyongyang, pero que no ha viajado a Irak para entrevistarse con el general (David) Petraeus, y ver por sí mismo el progreso que amenaza con revertir», dijo McCain en una serie de declaraciones preparadas en momentos en que su rival alcanzaba la nominación demócrata.