Obama reafirma su oposición al TLC con Colombia

obama-dice-no-al-tlc

El aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró su oposición al Tratado de Libre Comercio firmado con Colombia. «Aprobé el Tratado de Libre Comercio con Perú, pero me opongo al de Colombia hasta que tenga la confianza de que no están matando ahí a líderes sindicales… hay que parar este tipo de acciones paramilitares», sostuvo Obama.

El aspirante presidencial no ha confirmado hasta el momento una visita a Colombia, que fue anunciado por allegados a su campaña.

En declaraciones para el diario The New York Times, Barack Obama se refirió al presidente de Venezuela Hugo Chávez y lo consideró una «amenaza manejable» para la seguridad de su país.

Al mismo tiempo se mostró abierto al diálogo con Venezuela y Cuba si llega a la Casa Blanca.

Al ser consultado sobre si Chávez representaba una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos y del resto del continente, Obama respondió: «Sí, creo que es una amenaza, pero una amenaza manejable».

«Sabemos, por ejemplo, que pudo haber estado involucrado en el apoyo a las FARC, perjudicando a un vecino. Ese no es el tipo de vecino que queremos. Creo que es importante, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) o de las Naciones Unidas (ONU), iniciar sanciones que digan que ese comportamiento no es aceptable», expresó Obama.

El candidato presidencial democrata dijo no obstante, que es partidario de una diplomacia directa con Venezuela y los demás países del mundo.

«Iniciaría conversaciones con nuestros enemigos en Cuba y Venezuela… Cancelaría las restricciones de viaje a quienes tienen familiares en Cuba… Quiero unirme a países como Brasil para buscar formas más limpias de energía», afirmó en la entrevista para The New York Times.
.
«Retractación feliz»

–El influyente diario estadounidense “The Washington Post”, califica hoy de “retractación feliz” el cambio de actitud del presidente de Venezuela Hugo Chavez frente a la guerrilla colombiana de las Farc.

En el editorial principal, el periodico norteamericano afirma que la «explicación obvia» del sorpresivo cambio de Chavez se halla en las computadoras confiscadas por las autoridades tras el ataque al campamento de Raul Reyes en Ecuador.

El periodico señala que los allegados de Chávez «no han ofrecido respuestas coherentes» hasta ahora a las denuncias de que en los archivos que se encontraron en esos computadores había hechos aparentemente derivados de contactos del gobernante con las Farc.

El Post recuerda que hace cinco meses Chávez pidió darle reconocimiento a las Farc como un «ejército legítimo», posición que cambió el pasado fin de semana al afirmar, dirigiéndose a esa organización, que debería liberar a todos los secuestrados «a cambio de nada» y prácticamente desintegrarse ya que un movimiento guerrillero armado «estaba fuera de lugar» en este momento en Latinoamérica.

Los «miles de archivos digitales contienen pruebas contundentes de que el señor Chávez y el presidente ecuatoriano Rafael Correa aceptaron ayuda de las Farc mientras ascendían al poder y luego proporcionaron o prometieron al grupo dinero, armas o guaridas seguras».

El periódico dice que el sábado, en la víspera de las declaraciones de Chávez, un miembro de la Guardia Nacional de Venezuela fue capturado en Colombia con unos 40.000 cartuchos de armas largas que trataba de entregar a las Farc, grupo considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

El Post subraya tambien: «El señor Chávez claramente trata de evitar las consecuencias de apoyar a un grupo terrorista contra un gobierno democrático, que podría incluir inclusión de Venezuela o algunos de sus altos funcionarios en la lista de patrocinadores de terrorismo del Departamento de Estado… Tal vez también espera obtener crédito por lo que fuentes colombianas dicen que puede estar cerca una decisión de las Farc de liberar a todos sus rehenes». «De cualquier modo, su desacreditación de los movimientos armados revolucionarios… sólo puede ser bien acogido», concluye el editorial del Post.