Nacional

Si va a viajar en ‘San Pedro’, alístese y vacúnese

vacuna

La Secretaría de Salud recomienda a los viajeros tener al día su esquema de vacunación, especialmente el de fiebre amarilla; para ello, puso a disposición 50 mil dosis gratuitas de este inmunológico que se aplicarán en 5 puntos de la ciudad: Terminal de Transporte, aeropuerto Eldorado, CAMI Chapinero, CAMI Suba y UPA La Candelaria en Ciudad Bolívar.

Las zonas de riesgo que requieren vacuna contra la enfermedad son la Sierra Nevada de Santa Marta, Serranía del Perijá en Norte de Santander, Orinoquía, Amazonía y Llanos Orientales.

Esta vacuna se recomienda aplicar 10 días antes del viaje. De igual manera, es importante tener completo el esquema de vacunación para menores de cinco años; entre ellas, la dosis contra influenza de la cual aún hay disponibles más de 80 mil vacunas que se aplicarán todos los días en más de 340 puntos de la ciudad.

Es importante incluir en el equipaje, insecticidas, pastillas repelentes eléctricas y demás productos que permiten mantener alejados a los insectos. Igualmente, se aumenta el riesgo de quemaduras por sobreexposición al sol; utilice bloqueadores adecuados para cada tipo de piel.

Las enfermedades que se pueden producir por picaduras de mosquitos son fiebre amarilla, malaria, leishmaniasis y dengue. Los síntomas de la fiebre amarilla son: color amarillo en la piel, escalofrío, dolor de cabeza, poca orina y hemorragias.

La leishmaniasis se caracteriza por la aparición de un grano indoloro en el sitio de la picadura, fiebre, anemia y debilidad progresiva. El comienzo de la fiebre es repentino o gradual.

La malaria produce escalofrío, frío intenso y temblor. Luego se manifiesta con fiebre y sudoración fuerte y después desaparecen los síntomas y se manifiesta la enfermedad.

El dengue comienza con aparición repentina de fiebre, dolor de cabeza y del resto del cuerpo, dolor alrededor de los ojos, poco apetito y brote por cinco días.

Los cuidados básicos para no contagiarse de estas enfermedades son: usar ropa que le proteja los brazos y piernas, evitar las aguas estancadas en floreros y los tanques de agua destapados, dormir con toldillo, usar repelente y evitar la exposición en las horas de mayor actividad de los mosquitos (al caer la tarde y durante la noche).