Texas dice que no acatará la decisión de La Haya y ejecutará a cinco presos mexicanos

Condena muerte

El estado de Texas ejecutará a cinco mexicanos que están en el corredor de la muerte, pese a la orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de detener las ejecuciones, dijo el portavoz del gobernador Rick Perry.

«Nada va a cambiar por lo que diga un tribunal extranjero», dijo el portavoz Robert Black, quien señaló que el estado de Texas no está obligado a cumplir el dictamen de la CIJ, que es el máximo tribunal de la ONU.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha ordenado este miércoles a EEUU que «tome todas las medidas necesarias» para suspender de forma provisional la ejecución de cinco mexicanos condenados a muerte en el estado de Texas. Todo radica en que, durante la detención de estos presos, se vulneró el derecho internacional porque no se les informó de su derecho a recibir asistencia consular.

Pero el portavoz del gobernador texano afirmó que ni siquiera la intervención del Gobierno del presidente George W. Bush, para instar a Texas a detener las ejecuciones, harían al estado cambiar de postura. «El Tribunal Supremo ya ha dictaminado que Texas no está sujeto a tribunales extranjeros», insistió Black.