Ingreso de alimentos a los mercados nacionales disminuyó

Una baja en el ingreso de alimentos a los mercados de las principales ciudades y pueblos de Colombia empezó a sentirse ayer, en el quinto día de parálisis de más de 100.000 camioneros.

Las existencias de alimentos en las centrales de abastos comenzaron a reducirse, según indicó la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC.

El presidente de la SAC, Rafael Mejía, indicó que si bien el abastecimiento es relativamente normal, es evidente que en algunas plazas las reservas ya comienzan a deteriorarse. La SAC señaló que la parálisis ha causado que muchos consumidores anticipen la compra de productos. Asimismo, se informó que las exportaciones de alimentos están paralizadas como consecuencia del paro camionero. Solamente este fin de semana, los cafeteros dejaron de embarcar más de 100.000 sacos del grano.

El presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, Nemesio Castillo, advirtió que la parálisis se agudizará la semana próxima. “Van a parar entre un 90% y un 98% la movilización de camiones en el país, lo que equivale a unos 145.000 vehículos de carga”.

El Gobierno ha dicho que la actividad es normal y el ministro de transporte, Andrés Uriel Gallego, anunció que la Policía impedirá todo intento de bloqueo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EFE