Juegos olímpicos de Pekín: fastuosa ceremonia de inauguración

Inauguración Pekin 2008

Con un espectáculo exuberante en música y color, aplaudido por los 91 mil extasiados espectadores que colmaron el estadio olímpico del “Nido de Pájaros” de la capital china, se inauguraron oficialmente los XXIX Juegos Olímpicos de Beijing 2008. La fiesta comienza en medio de una tregua diplomática solicitada por Pekín a los miles de ciudadanos rebeldes chinos, que se oponen al régimen comunista y que incluso han amenazado con actos terroristas las justas olímpicas.

La ceremonia comenzó con un ritual tribal chino. Más de 4.000 actores han tocado sincronizados una danza que ha dejado impresionada al estadio. Posteriormente, 56 niños, cada una representando a una etnia del país desplegaron una bandera gigante china, en señal de la unión existente en el gigante asiático.

El cielo se tiñó de rojo, por algo es China el país originario de la pólvora. Mientras, en el estadio se desplegaba un enorme pergamino donde cuatro bailarines dibujaron un paisaje con montañas y ríos.

El pergamino estaba rodeado. Aparecieron los 3.000 discípulos de Confucio, esenciales para conocer la cultura china en un claro homenaje a los guerreros de Xian y a la muralla china. Realizaron un espectáculo muy visual. Se notaba que llevan años practicando.

El siguiente bloque lo protagonizó la opera china. Cayeron centenares de melocotones por el estadio en señal de hospitalidad.

China se enorgullece todo lo que inventa. La brújula, la pólvora y otros instrumentos que en su día fueron básicos para el desarrollo del hombre.