SI URIBE NO VA MAS

Candidatos

Mientras no pase nada extraordinario, mientras no tenga suceso –o insuceso- una gran hecatombe (porque hay muchas pequeñas y de todo tipo), el Presidente Uribe parece desmontarse de una segunda reelección. Y está dando paso a eventuales sucesores.

Ya figuran en el partidor cinco nombres fuertes, en su orden: Noemí Sanín, Juan Manuel Santos, Germán Vargas Lleras, Rafael Pardo y Lucho Garzón.

La señora Sanín registra entre todos los candidatos la más alta credibilidad. Su nombre es respetado y querido. Frases, cambios de frente, volteretas, equivocaciones grandes y pequeñas, parecen no afectarla. A la hora de los votos, tiene las mayores posibilidades de suceder a Uribe (si Uribe quiere).

 

Juan Manuel Santos. Después de muchos años en la cola de cualquier posibilidad, desconocido por el grueso de la opinión pública, se encuentra hoy en la cúspide de su carrera política. Otros dos golpes más contra la guerrilla y el país lo ungirá como la verdadera encarnación de la seguridad democrática.

  

Germán Vargas Lleras. Relativamente ha pasado sin mancharse por la tempestad sufrida por la bancada de su partido. La mitad de los congresistas de Cambio Radial en la cárcel, podrían tenerlo sepultado. Regresa al país a recoger escombros, en un país desmemoriado. Es, sin embargo, una de las mayores fuerzas políticas del país.

  

Rafael Pardo. El más serio, el más estudioso, el mejor. Con apenas un batallón de seguidores. En crecimiento. 
 

 

  

Lucho Garzón. Cuando logre aclarar en qué partido milita, con qué camiseta participará en la contienda, tendrá mayores (o menores) posibilidades. 

 

Estamos hablando de que Uribe no insistirá en mantenerse en el cargo. De hacerlo, tiene la primacía. Y le sobran fuerzas y apoyos para mandar a la clínica al expresidente Gaviria, para hacer rabiar a las Cortes, para incomodar a la oposición, para atacar otros periodistas, para embestirle a quien se atreva a criticarlo. Y para poner a este país patas arriba.

Los comentarios están cerrados.