Regresó la confianza colombo-venezolana

octubre 18, 2008 8:35 am

Venezuela y Colombia reactivaron su trabajo para restablecer la confianza mutua y relanzar las relaciones bilaterales en todos sus ámbitos, tras la crisis diplomática que vivieron a comienzos de este año.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Jaime Bermúdez, calificaron el encuentro de dos horas que sostuvieron en Caracas como «fructífero e intenso» y durante el cual repasaron la agenda bilateral.

«Debemos avanzar en un nuevo estado de la relación y recomponer las relaciones entre ambos países en todos los sentidos», afirmó Maduro, acompañado de su colega colombiano.

Sin embargo, el ministro venezolano de Exteriores no reveló la fecha del nombramiento del nuevo embajador de Caracas en Bogotá, tras la retirada del anterior delegado diplomático, Pável Rondón, en marzo pasado.

«Todo a su debido tiempo», se limitó a decir, en un breve encuentro con los periodistas.

Bermúdez, quien visitó por primera vez Venezuela luego de ser designado como Ministro por el presidente Álvaro Uribe, expresó «su satisfacción por una conversación franca y tranquila».

El jefe de la diplomacia colombiana mostró el interés de Bogotá por aumentar la relación comercial bilateral, ya que Venezuela es el segundo socio comercial de su país.

«En tanto más negocios haya entre ambos países, más vamos a estrechar los lazos políticos y de hermandad», afirmó Bermúdez.

Bermúdez manifestó la intención de que los presidentes de las petroleras estatales Ecopetrol (Colombia) y PDVSA (Venezuela) se reúnan para explorar la posibilidad de desarrollar «trabajos conjuntos» en la Faja Petrolífera del Orinoco.

La crisis

Las relaciones diplomáticas entre Caracas y Bogotá se complicaron cuando el presidente venezolano, Hugo Chávez, criticó a Uribe por suspender de forma sorpresiva su labor mediadora en la liberación de los rehenes en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

A partir de entonces, la tensión entre ambos países se elevó hasta desencadenar en la ruptura de las relaciones diplomáticas por parte de Caracas, que calificó como una «violación de la soberanía de Ecuador» un operativo efectuado por el Ejército de Colombia en contra de las Farc el pasado primero de marzo.

Chávez rompió las relaciones diplomáticas con Colombia, suspendió el comercio bilateral y ordenó la movilización de 10 batallones del Ejército a su lado de la frontera, en «solidaridad» con su colega ecuatoriano, Rafael Correa.

La situación se superó en la Cumbre del Grupo de Río que se celebró en Santo Domingo el pasado 7 de marzo, durante la cual se dieron un apretón de manos Uribe y Correa, aunque no se restablecieron los lazos entre sus países.

Uribe sí logró zanjar entonces el conflicto diplomático con Chávez y su colega nicaragüense, Daniel Ortega, que habían expresado su solidaridad con Quito.

En julio pasado, Chávez y Uribe sostuvieron un encuentro privado de varias horas en Venezuela, tras el cual dieron por superada la crisis y anunciaron que buscarían vías para restablecer la confianza mutua.

Desde entonces, las relaciones bilaterales se han mantenido cordiales, solo salpicadas por la inauguración de una plaza en homenaje al fallecido máximo comandante de las Farc, Pedro Antonio Marín, alias ‘Manuel Marulanda Vélez’, en un barrio de Caracas.

Bermúdez calificó ayer ese hecho como una «manifestación de particulares», de la que desvinculó al Gobierno venezolano.

El canciller colombiano argumentó que Bogotá está comprometida en la lucha «en contra de la violencia», y aseguró que su país entiende que «ese es el sentir del Gobierno venezolano».

El Ministro colombiano restó importancia a las declaraciones de algunos funcionarios de Bogotá que habían mostrado «preocupación» acerca de las maniobras militares conjuntas que Rusia y Venezuela efectuarán en noviembre próximo en el mar Caribe.

«Tenemos toda la tranquilidad y la confianza del Gobierno venezolano sobre ese tema», agregó Bermúdez, quien regresó en la noche a Colombia.

Los comentarios están cerrados.