Uribe: la policía si disparo, pero no mató a los indigenas

octubre 23, 2008 5:24 am

El presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, rectificó su versión inicial y admitio que la Policía sí disparó en la protesta de los indígenas del departamento del Cauca. Sin embargo, aclaró que estos tiros no fueron los causantes de la muerte de 2 manifestantes.                  Descar audioLas precisiones las hizo en una alocución televisada, en la cual estuvo acompañado de la cúpula militar, y le dio crédito a un video de la cadena de noticias internacional CNN, que mostró a un agente de la policia haciendo disparos en desarrollo de los enfrentamientos registrados durante el bloqueo de la carretera Panamericana.

El presidente Uribe inició su intervención haciendo la rectificación y al efecto señalo:

“Me he propuesto, a lo largo de este Gobierno, buscar que asuntos tan delicados como el orden público, el restablecimiento de la seguridad en Colombia, se manejen por el Gobierno, con el ejemplo del Presidente de la República diciendo la verdad y nada más que la verdad a los colombianos.
Siempre he buscado la verdad, porque la Seguridad Democrática necesita una total confianza del pueblo colombiano.

Expresé, desde la semana pasada, después en el Consejo Comunitario de Quetame, en Cundinamarca, y hace dos noches en la Rendición de Cuentas del Ministerio de Protección, que la Policía y la Fuerza Pública no había disparado y también mostré las heridas que ha sufrido la Fuerza Pública, por explosivos y por acciones terroristas.

Pregunté, en varias ocasiones, a la Fuerza Pública que me confirmaran cómo habían ocurrido los hechos.

Me manifestaron que la Fuerza Pública no había disparado. En realidad, los Esmad, que son esos grupos de reacción antimotines de la Policía, utilizan escudos y utilizan bastones, pero no armas.

Ha aparecido en un canal de televisión un video que muestra a un integrante de la Fuerza Pública disparando. Entonces, aparece que el Presidente de la República le ha mentido al país y eso afecta la Seguridad Democrática.

Nosotros necesitamos toda la confianza de los colombianos en la Seguridad Democrática y eso no le permite al Presidente de la República mentir.

Hemos investigado esta tarde y hemos encontrado lo siguiente: el señor Ministro de Defensa, por la misma información que recibió el Presidente de la República, también ha salido a los medios de comunicación a expresar, como lo ha hecho el Presidente de la República, que la Policía, que la Fuerza Pública no disparó.

La investigación adelantada esta tarde por la Policía concluye lo siguiente: la Policía sí disparó.

El patrullero de la Policía que disparó, que debe pertenecer a una fuerza distinta a los Esmad, ha reconocido que disparó porque los estaban atacando con explosivos. Él lo ha reconocido esta tarde.

Inicialmente el señor general Naranjo (Director General de la Policía Nacional), los señores comandantes en el Valle del Cauca, no tenían esa información. Nos transmitieron, a mi persona y después yo le transmití al Ministro (de Defensa) cuando él regresó, y ellos también le afirmaron al Ministro que no se había disparado.

En este momento tengo que decirle al país y a la opinión pública que la Policía disparó, que el patrullero lo ha reconocido.

El señor general Óscar Naranjo nos va a explicar en qué circunstancias disparó el Policía y también algo bien importante: ¿qué ha causado la muerte de los indígenas?

Porque los exámenes de Medicina Legal que tenemos demuestran que los indígenas no han muerto por disparos de la Fuerza Pública, sino por explosivos terroristas”.

El jefe del Estado dijo igualmente: «A mí lo que me preocupa no es que se haya disparado o no. A mí lo que me preocupa es que el Presidente de la República no le diga la verdad al país.

Yo le ruego a la Policía, al Ejército: cuando, en circunstancias en que se encuentren atacados por acciones terroristas, tengan que responder disparando, por favor, que lo sepamos todos. Aquí no puede haber mentiras ni puede haber verdades a medias. Eso es lo que nos preocupa.

Y es muy importante, también, para que se sepa la verdad completa, que el país conozca la manera como ha sufrido la Fuerza Pública, y que el país sepa que no obstante que la Policía, un patrullero disparó -y se está averiguando si hubo otros disparos- no obstante que eso ha ocurrido, los indígenas que han fallecido, han fallecido, como lo ha certificado Medicina Legal, a causa de los explosivos terroristas, de terroristas infiltrados en esas marchas», concluyo.

EL DIRECTOR DE LA POLICIA

Por su parte, el director de la Policia Nacional, General Oscar Naranjo hizo las siguientes precisiones sobre el tema:

«Como quiera que hay una prueba evidente e incontrovertible, radicada en un video transmitido por una cadena internacional, un medio de comunicación, debo asumir esa inconsistencia que transmití al Gobierno Nacional, al señor Ministro de la Defensa y al Presidente de la República.

Pero con la misma seriedad y entereza que asumo esa inconsistencia, como responsable policial, afirmo, de manera categórica, y así podrá ser demostrado ante instancias nacionales e internacionales, que la muerte de los tres indígenas, acontecida entre el 14 y el 21 de octubre, para nada tienen que ver con el uso y empleo de las armas de fuego señaladas en el video.

Todo lo contrario: exámenes y peritazgos de Medicina Legal lo que acreditan es que los tres indígenas han fallecido como consecuencia de la manipulación de artefactos explosivos de bajo poder y que sus lesiones letales, fatales, que los llevaron a la muerte, básicamente son producto de esquirlas que han impactado su cuerpo.

Reitero, por lo tanto: la muerte de los tres indígenas no tiene relación de causalidad con los disparos que muestra el video y que fueron básicamente hechos por el patrullero John Prieto Vásquez, quien esta tarde, al finalizar la tarde, ha reconocido ante el mando que evidentemente disparó y que evidentemente no informó al mando superior inmediato que había hecho uso de su arma de fuego.

Ha significado también el patrullero que ha disparado básicamente al aire, sin un objetivo fijo, como puede demostrarse en el video y que lo hacía básicamente porque observaba que cerca de 250 indígenas, desde una colina, en el resguardo La María, de Piendamó, proseguían lanzando artefactos explosivos.

Señalo, por lo tanto, que asumiendo la inconsistencia transmitida al Alto Gobierno, en particular al señor Presidente de la República y al señor Ministro de la Defensa, en el sentido de que la Policía no ha hecho uso de armas de fuego y, ahora, con la demostración evidente del video transmitido por el medio de comunicación, debo decir: asumo la inconsistencia transmitida, pero al mismo tiempo reitero, y lo digo con entereza y de forma categórica, los indígenas muertos no han sido víctimas del uso de esas armas de fuego institucional de la Policía y su muerte corresponde a unas causas distintas.

Básicamente, a la manipulación de artefactos explosivos de bajo poder y de armas no convencionales, con que ha sido atacada la Fuerza Pública y, en particular, la Policía Nacional».

Los comentarios están cerrados.