Enanos podrán tener mayor acceso a empleo, salud y educación por aprobación de proyecto de Ley

diciembre 10, 2008 7:25 pm

La Plenaria del Senado aprobó en último debate el proyecto de Ley que busca reivindicar los derechos de los colombianos con trastorno de crecimiento o  enanismo en condición de discapacitados.  

«Colombia está en deuda con esta población. Se requiere de una legislación que abogue por su inclusión social», advirtió el senador y médico Jorge Ballesteros Bernier, ponente del proyecto de ley 307 de 2008, la cual establece los lineamientos sobre una política pública para quienes presentan enanismo. 

La iniciativa les otorga la condición de discapacitados, de modo que bajo ese principio puedan integrarse a la sociedad «en igualdad de condiciones para su participación en el desarrollo educativo, económico, social y político del país».

«Lo que pretendemos es que estos ciudadanos gocen en adelante de los beneficios contemplados en la Ley 361 de 1997, mediante la cual se consiguió la normalización social plena y la total integración de las personas con limitaciones en el país», explica el ponente de la iniciativa, senador Jorge Eliécer Ballesteros. 

Dicho en otros términos, la ley exige a las entidades públicas tener en cuenta a esta población y que las ciudades, los edificios, los parques, los medios de transporte, los centros educativos y demás, eliminen las barreras de acceso y les ayuden a su libre desplazamiento. «Es facilitar su inclusión social lejos de cualquier estigma», señala Ballesteros. 

Argumenta el congresista que los enanos presentan una discapacidad física causada por su baja estatura, condición que históricamente los ha mantenidos aislados de la sociedad.

 

«De hecho, la arquitectura, el mobiliario urbano y los medios de transporte están diseñados para personas de más de 1.40 centímetros de estatura, olvidando que esta población también existe. Se requiere, entonces, eliminar barreras arquitectónicas: construir y adecuar el amoblamiento público urbano como edificios, transporte, vías, parques, centros comerciales, teatros, teléfonos, centros educativos y similares, para facilitar el acceso de las personas que presentan enanismo», concluye el legislador.

 

Consideraciones médicas

 

La acondroplasia es el tipo de enanismo más frecuente entre todos los generados por las más de cien displasias esqueléticas que se reconocen en la actualidad. Su frecuencia de aparición oscila, según las fuentes, de uno en 15.000 a uno en 40.000 nacidos vivos

 

Es también el tipo de enanismo más representado en las obras de arte de muchas sociedades del pasado, como es el caso de la llamada cultura Tumaco- La Tolita, que floreció entre los 400 a.C. a 400 d.C. en la Costa Pacífica colombo-ecuatoriana entre las actuales ciudades de Buenaventura y Esmeralda.

 

Si bien la acondroplasia es una alteración del crecimiento óseo de origen genético con una forma de herencia autonómica dominante, es decir con un riesgo de transmisión a los descendientes, a partir de la persona afectada de un 50%, la inmensa mayoría de los casos, el 90 %, corresponden a mutaciones recientes o frescas en los genes responsables.

 

La baja talla, la macrocefalia con el abombamiento frontal, el puente nasal deprimido y el acortamiento rizomélico son, entre otras, características detectables con exámenes de imágenes diagnósticas desde cuando el niño se encuentra en el útero, y fácilmente detectables durante los primeros meses de vida.

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.