Evo Morales propone expulsar embajadores de E.U. para presionar fin de bloqueo a Cuba

diciembre 17, 2008 8:07 pm

–El presidente de Bolivia, Evo Morales, propuso a los países de América Latina y el Caribe dar un ultimátum para que el nuevo presidente de Estados Unidos Barack Obama levante el bloqueo económico a Cuba.

De no hacerlo «todos los países de América, o por lo menos el Grupo de Río debemos de retirar los embajadores norteamericanos», señalo Evo Morales.

Sin embargo, la propueta de Morales no tuvo eco.

Al menos, el presidente brasileño, Luis Inácio Lula da Silva considero conveniente “esperar que el presidente de Estados Unidos asuma su cargo, para ver cuál va a ser su propuesta de política para América Latina».

La sugerencia de Lula fue aceptada por el presidente boliviano.

Sin embargo, en la declaración final de la cumbre, los líderes pidieron formalmente a los Estados Unidos que ponga fin a su embargo económico contra Cuba.

En la declaración, los mandatarios rechazaron «de la forma más enérgica las leyes y medidas contrarias al Derecho Internacional», que imponen las sanciones y exhortaron a Washington a poner fin a su aplicación.

En ese sentido, pidieron al gobierno estadounidense «que cumpla lo dispuesto en 17 resoluciones sucesivas aprobadas en la Asamblea General de las Naciones Unidas y ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba».

«En la defensa del libre intercambio y de la práctica transparente del comercio internacional, resulta inaceptable la aplicación de medidas coercitivas unilaterales que afectan el bienestar de los pueblos y obstruyen los procesos de integración», subrayaron.

En particular, solicitaron a Washington el fin inmediato de las medidas adoptadas en los últimos cinco años para fortalecer y profundizar el impacto de su política de bloqueo, iniciada en 1962.

En la reunión de dos días, la primera de la región sin asistencia de Washington o de capitales europeas, participó el presidente cubano, Raúl Castro.

El fin del embargo de Estados Unidos contra Cuba, calificado de «inaceptable» por el presidente anfitrión, Luiz Inácio Lula da Silva, fue uno de los reclamos más reiterados por los jefes de Estado y de Gobierno en sus intervenciones.

En una cumbre paralela, el Grupo de Río aceptó el ingreso de Cuba al mecanismo de concertación política.

LOS CULPABLES DE LA CRISIS

— En el cierre de la cumbre en Costa do Sauípe, presidentes de América Latina y el Caribe responsabilizaron a los países desarrollados de la actual crisis económica global y les exigieron asumir los costos de su solución.

En una declaración conjunta al término de una inédita cumbre de dos días en Brasil, también subrayaron la «urgencia de una conclusión exitosa de la ronda de Doha» de negociaciones mundiales de comercio.

La misma, agregaron, debe garantizar «los objetivos de desarrollo, mediante un acuerdo equilibrado y equitativo en el acceso a mercados para agricultura y productos industriales».

«Los países desarrollados deben eliminar los subsidios a sus exportaciones agrícolas y reducir de manera efectiva los subsidios que otorgan a sus productos agrícolas», indicaron.

El tema de los subsidios agrícolas ha sido uno de los más sensibles en las discusiones para un libre comercio mundial y está entre los de más resistencia de cambio de parte de naciones como Estados Unidos.

Sobre la crisis financiera actual, los líderes y representantes de las 33 naciones de la región afirmaron que «los países desarrollados fueron los causadores de la crisis y (…) por esta razón, deben asumir los costos de su solución».

Las economías emergentes contribuyen al crecimiento de la economía mundial y «los países en desarrollo no deben ser castigados por prácticas financieras no sustentables en los desarrollados», sentenciaron.

Asimismo, reclamaron un diálogo para construir «una nueva arquitectura financiera internacional que incluya la adopción de mecanismos de regulación eficientes y disciplinas transparentes de gobierno para el sistema financiero mundial».

Entre sus decisiones, los líderes de la región resolvieron promover el intercambio de informaciones sobre el impacto de la crisis en cada país y las medidas tomadas para controlar o mitigar sus efectos.

También acordaron encargar a sus ministros de finanzas la elaboración de «una estrategia con miras a la construcción progresiva de una arquitectura financiera regional y subregional».

La estrategia debe incluir un sistema multilateral voluntario de pagos -con el uso de monedas locales-, la evaluación de experiencias en materia de una moneda común y el fortalecimiento y creación de instituciones o fondos financieros para proyectos de desarrollo e integración.

Sobre energía, los mandatarios resolvieron promover la cooperación para maximizar su generación, la integración de infraestructura en el sector, así como en la diversificación de fuentes energéticas y el aumento de las renovables.

Igualmente coincidieron en la necesidad de acciones públicas para el desarrollo social y la erradicación del hambre y la pobreza, con el fin de garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en la región, según la declaración.

CASO LAS MALVIRAS

En la declaración, también convocar a Gran Bretaña a reanudar «cuanto antes» las negociaciones con la Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas.

«Reafirmamos la necesidad de que los gobiernos de Argentina y el Reino Unido reanuden cuanto antes las negociaciones sobre las disputas sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes», manifestaron.

Los países reclamaron una «solución pacífica a esta prolongada controversia» en el marco de las resoluciones de la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas y el Comité de Descolonización de la ONU y la Organización de Estados Americanos

MORATORIA TOTAL

–Los presidentes de Venezuela, Bolivia, Paraguay y Ecuador justificaron la posibilidad de que los países de América Latina y el Caribe declaren la moratoria de deudas que consideren «ilegítimas».

En la rueda de prensa de cierre de la Cumbre de América Latina y el Caribe, en Brasil, los mandatarios aprobaron esa posibilidad y respaldaron la decisión del ecuatoriano Rafael Correa de realizar una auditoría de la deuda externa de su país y de pedir el arbitraje en los créditos que levanten sospechas.

«Dada la profunda crisis económica, financiera y sistémica del capitalismo mundial y de todos sus mecanismos, como la dictadura del dólar, estamos obligados a revisar todo», dijo el presidente venezolano, Hugo Chávez.

CORREA A CUBA

–El presidente de Ecuador, Rafael Correa, realizará en enero próximo una visita oficial a la Habana, Cuba, donde mantendrá varias reuniones con su homólogo, Raúl Castro, y autoridades de ese país, informó hoy la Presidencia en Quito.

El ministro de Relaciones Exteriores, Fander Falconí, aseguró que la visita de Correa se realizaría entre el 7 y 10 de enero, y la agenda de trabajo se definió ayer en Brasil en una reunión entre Correa y Castro por más de tres horas.

En la cita se discutieron «los temas estratégicos que unen a ambas naciones y la consolidación de las relaciones bilaterales», señaló la Presidencia en su portal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *