El niño no fue raptado. Se perdió mientras sus padres bebían

Apareció Luis Miguel Peña, el niño de dos años quien presuntamente había sido secuestrado en la localidad de Suba. Según el informe preliminar de las autoridades, el niño no fue secuestrado, sino que fue recogido de la calle por un vecino cuando sus padres se encontraban ingiriendo licor.

El general Rodolfo Palomino, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, detalló a Radio Santa Fe que los vecinos del lugar observaron al menor deambulando a altas horas de la noche por las calles del sector. Por esto, uno de ellos decidió recogerlo y llevarlo a pasar la noche en su casa y así evitarle cualquier peligro que la calle pudiera traerle.

Esta mañana, y luego de saberse la noticia del supuesto secuestro, el vecino decidió acudir ante las autoridades y entregar al menor y explicar los verdaderos hechos en los que “desapareció” Luis Miguel.

A esta hora el menor es trasladado al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, para establecer porqué Luis Miguel se encontraba solo y en la calle, y establecer las causas de algunas laceraciones que presenta en su cabeza.