Absuelta la multinacional Drummond por asesinado de tres sindicalistas colombianos

diciembre 31, 2008 1:14 pm

La Corte Federal de Apelaciones de Atlanta confirmó hoy un fallo proferido en julio de 2007 por un jurado de la Corte del Distrito Norte de Alabama que absolvió a la multinacional carbonífera Drummond por su presunta culpa en el asesinato de tres líderes sindicales en Colombia.

En esa sentencia también se concluyó que el presidente de la Drummond Company en Colombia, Augusto Jiménez Mejía, no es culpable.

Él y Drummond Ltd, con sede en Jasper, Alabama, fueron llevados a juicio por los hechos que rodearon la muerte de Valmore Locarno, Víctor Hugo Orcasita y Gustavo Soler Mora, líderes de SintraMienergética -el sindicato que representa a los mineros del carbón de Colombia – a manos de las Autodefensas Unidas de Colombia en 2001.

El caso se basa, entre otras cosas, en el testimonio del ex jefe de Informática del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Rafael García, quien asegura que estuvo presente en una reunión durante la cual Augusto Jiménez, presidente de Drummond Limitada, filial en Colombia, entregó un maletín con dinero en efectivo para pagar al líder paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias «Jorge 40», con el fin de «eliminar obstáculos sindicales»

La nueva decisión fue tomada por la décimoprimera Corte del Apelacionee del Circuito ante una demanda presentada por los familiares de los sindicalistas asesinados y la Asociación de Trabajadores de la Industria Metalúrgica de Estados Unidos y Canadá (USW, por sus siglas en inglés) que entablaron los pleitos civiles desde 2002.

El USW es el mayor sindicato industrial de los Estados Unidos y representa a más de 850.000 trabajadores de los Estados Unidos y Canadá.

Se trata del primer proceso en el que una corporación de Estados Unidos es sometida a acusación bajo demandas extranjeras de agravio, una Ley 1789, basada en la lucha contra la piratería.

EL ASESINATO

La Fiscalía General profirió medida de aseguramiento y detención preventiva sin beneficio de libertad, en contra de Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40”, como presunto coautor del homicidio agravado de los sindicalistas Valmore Locarno Rodríguez y Víctor Hurgo Orcasita Amaya, que prestaban sus servicios a la multinacional Drummond.

Locarno Rodríguez y Orcasita Amaya, presidente y vicepresidente de Sintramienergética fueron asesinados el 12 de marzo de 2001 en jurisdicción del municipio de Bosconia, Cesar.

De acuerdo con lo establecido por un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, a la altura del corregimiento Loma Colorada, municipio de Bosconía, hombres armados interceptaron el bus en el que viajaban los dirigentes sindicales y tras identificarlos dispararon en contra de Locarno Rodríguez y se llevaron vivo a Orcasita Amaya, cuyo cadáver fue encontrado más adelante.

El sábado seis de octubre de 2001, Gustavo Soler Mora, de 39 años, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minera y Energética – SintraMienergética – Seccional El Paso, Departamento del Cesar, y fiscal de la Junta Directiva Nacional de la CUT, fue retenido por paramilitares, quienes llamándolo por su nombre lo obligaron a bajarse del vehículo de transporte público en que viajaba desde Valledupar hacia Chiriguaná.

Luego lo obligaron a subir a la camioneta blanca en la que ellos se desplazaban. Al día siguiente, hacia las 09h00 su cuerpo fue encontrado en el corregimiento (pequeño poblado) Rincón Hondo, del municipio de Chiriguaná, con dos impactos de arma de fuego en la cabeza.

Gustavo Soler Mora era además llevaba siete años trabajando en la multinacional donde actualmente desempeñaba el cargo de operario de maquinaria, y había asumido la presidencia de la organización sindical, luego del asesinato en similares circunstancias de Locarno y Orcasita.

Deja un comentario