Brasil aun no tiene la logística para la liberación de secuestrados

La senadora Piedad Córdoba aseguró que por «la falta de preparación de Brasil» se dilatará por unos días más, la anunciada liberación de seis rehenes que las FARC prometieron entregarle a ella y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En diálogo con una emisora radial, la senadora de la oposición aseguró que el retraso podría ser de unas dos semanas.

Asimismo, confirmó que el miércoles llegará a Colombia un técnico brasileño experto en asuntos de aviación para realizar los cálculos necesarios para realizar la misión humanitaria, que recibirá a dos políticos, tres policías y un soldado secuestrados por las FARC.

«Pese a que todo estaba prácticamente listo, la falta de preparación de Brasil complicaría el proceso», dijo Córdoba según declaraciones publicadas en la página de internet de esa emisora.

Asimismo, la logística también dependerá del sitio donde se entregue a los rehenes.

Córdoba comunicará mañana al alto comisionado para la paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, su preocupación por el nuevo retraso en el proceso de entrega, durante una reunión programada junto con el CICR y el embajador brasileño en Colombia, Valdemar Carneiro Leao.

«Esta situación se me sale de la manos, a mí y a las FARC. Ojalá no pase nada malo en estas dos semanas más de espera», advirtió.

El Ejército brasileño participará en el proceso de liberación de los seis rehenes que están secuestrados por las FARC, anunciada en diciembre pasado, afirmó hoy el ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim.

Por motivos de seguridad, la fecha de la entrega no será anunciada, aclaró Jobim.

Brasil participará con el envío de helicópteros y pilotos para el transporte de los liberados, después de que ese país se ofreciera para este tipo de colaboración y fuera elegido por el Gobierno colombiano y el grupo armado como facilitador por su proximidad geográfica.

Las FARC señalaron en diciembre pasado que el grupo de liberados está conformado por el ex gobernador Alan Jara y el ex diputado (ex legislador regional) Sigifredo López, únicos civiles que conservan como rehenes, además de tres policías y un militar, que no han sido identificados.