Obama: ‘EEUU se repondrá y emergerá aún más fuerte de la crisis económica’

El presidente de los EEUU, Barack Obama, en su primer discurso ante una sesión conjunta del Congreso (el Senado y la Cámara de Representantes) ha hablado de economía. No obstante, Obama ha utilizado esta vez un tono matizadamente diferente al de sus últimas ruedas de prensa, y ha dejado espacio para la esperanza.

El presidente ha descrito un panorama sombrío al hablar de la situación eonómica del país, y advirtió a la ciudadanía de que los próximos meses pueden ser los más duros. «Nuestra economía está debilitada, y nuestra confianza tocada», dijo el presidente, un mensaje en línea con el que ha venido repitiendo desde su toma de posesión.

Sin embargo, Obama se muestra más esperanzado de cara al futuro gracias al plan de estímulo de la economía que ha aprobado recientemente el Congreso: «Aunque estamos viviendo tiempos duros e inciertos, esta noche quiero que cada americano sepa esto: nos reconstruiremos, nos recuperaremos, y los Estados Unidos de América emergerán más fuertes que antes».
(Foto: EFE)

(Foto: EFE)

El presidente dejó atrás el lenguaje con tintes apocalípticos y volvió a recuperar parte de aquel tono positivo que caracterizó su retórica durante las primarias demócratas. «El peso de esta crisis no determinará el destino de esta nación», dijo Obama solemnemente. «Las respuestas a nuestros problemas no están fuera de nuestro alcance. Están en nuestros laboratorios, en nuestras universidades, en la imaginación de nuestros emprendedores, y en el orgullo de la gente más trabajadora de la Tierra».

El Obama de este miércoles se pareció más del del ‘Yes we can’, que simbolizaba perfectamente su voluntad de inspirar esperanza entre una población harta de la estrategia del miedo de la administración Bush. Según recordó, heredó de su predecesor «un déficit de un trillón de dólares, una crisis financiera y una recesión muy costosa».

Obama había sido acusado últimamente de catastrofista. Incluso Bill Clinton le instó esta misma semana a inspirar de nuevo el optimismo entre los ciudadanos.