Internacional

Líderes latinoamericanos asisten al funeral de Kirchner

Miles de argentinos rinden honor el jueves al ex presidente Néstor Kirchner, cuyos restos son velados en la Casa de Gobierno ante la presencia de la presidenta Cristina Fernandez, sus dos hijos, ministros y familiares más cercanos.

Varios presidentes latinoamericanos comenzaron a llegar a la capital argentina para dar el último adiós al ex mandatario en el velatorio que tiene lugar en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos.

Kirchner murió la víspera de una afección cardiaca en la localidad de El Calafate, en el sur del país. El ex mandatario era diputado nacional, jefe del Partido Justicialista (peronista) y secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Los primeros líderes regionales en llegar a Buenos Aires fueron los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y el de Ecuador, Rafael Correa. Seguidamente llegaron el mandatario uruguayo, José Mujica, y el chileno, Sebastián Piñera.

«Queremos decirle al pueblo argentino que todos los uruguayos somos solidarios en estos momentos. Se dice que el río nos separa, pero es cierto que el río nos une. Gracias, pueblo argentino», exclamó Mujica ante los periodistas que lo aguardaban en el aeropuerto.

En tanto Morales, recordó las «recomendaciones y las sugerencias de Kirchner, tan importantes cuando empecé como presidente. Lamentablemente, su pérdida nos deja huérfanos, me deja huérfano».

Piñera sostuvo que la muerte de Kirchner «es una pérdida para toda América» y manifestó su «total solidaridad» con Cristina Fernández, «para que encuentre fuerzas a fin de seguir liderando a la República Argentina».

Este mismo jueves está prevista la llegada a Buenos Aires de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Colombia, Juan Manuel Santos, y Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Ante el féretro que contiene los restos del ex presidente han desfilado cientos de personas, varias de las cuales gritaron «Viva Kirchner» y «Fuerza presidenta».

Los seguidores del ex mandatario esperan turno en la Plaza de Mayo para entrar en la Casa de Gobierno y despedirse de quien está considerado como la figura política de la década.

Fernández, vestida de negro y con anteojos oscuros, apoyó acongojada sus manos en el ataúd, mientras era consolada por su hija, Florencia. Su hijo, Máximo Kirchner se situó más atrás.

También asisten al velatorio la madre de la mandataria argentina, Ofelia Wilhem, y la ministra de Desarrollo Social y hermana del ex presidente, Alicia Kirchner, acompañada por sus hijas.

Además acompañan a los familiares más cercanos de Kirchner políticos peronistas, sindicalistas y dirigentes de organizaciones de derechos humanos como la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. AP