Nacional

Brasil ofrece su apoyo para las liberaciones de secuestrados

Brasil y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) aceptaron ser parte del proceso de logística para la liberación de cinco rehenes que las Farc anunció en días pasados que dejaría en libertad, informó el Gobierno colombiano.

En un comunicado, el Ejecutivo señala que se declara a la espera de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) definan la fecha y el lugar en que se producirá ese gesto.

«El Gobierno de Brasil ha aceptado colaborar en las gestiones necesarias para la liberación de los cinco secuestrados, recientemente anunciada por las FARC», señala el documento.

Asimismo, indica que el Gobierno colombiano, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos, agradece tanto a Brasil como al CICR «su apoyo y acompañamiento en este proceso de liberación».

En la nota también se reitera el llamado para que las FARC liberen a todos los secuestrados que tienen en su poder.

El lunes pasado el presidente Santos se declaró a la espera de conocer las coordenadas por parte de las FARC para facilitar «todo lo que sea necesario» para que esa guerrilla deje en libertad a los cinco secuestrados, a quienes prometió liberar unilateralmente.

En ese momento, Santos aseguró que su Gobierno lo «ha dicho de todas las formas», que en cuanto se conozca ese dato «todo se facilitará» y añadió que ese proceso está en manos del interlocutor del Gobierno Eduardo Pizarro y la facilitadora, la ex senadora Piedad Córdoba, quienes «lo manejan con discreción».

En una carta divulgada el pasado 8 de diciembre, las Farc anunciaron que liberarán sin condiciones a cinco secuestrados como «gesto de humanidad» hacia Córdoba, destituida recientemente de su cargo de senadora por supuestos nexos con esa guerrilla.

Los liberados serán el mayor de la Policía Guillermo Solórzano, secuestrado en 2007, el cabo del Ejército Salín Sanmiguel (2008) y el infante de Marina Henry López Martínez (2010).

También Marcos Vaquero, presidente del concejo municipal de San José del Guaviare, y Armando Acuña, quien tenía el mismo cargo en la localidad de Garzón (Huila), ambos secuestrados en 2009.

Como parte de este proceso, la semana pasada los familiares de los cinco secuestrados que las FARC prometieron liberar unilateralmente, se reunieron con Córdoba, quien los enteró de como marcha la iniciativa.

La esposa del concejal Acuña, Nubia Segura, ha dicho que según lo que les dijo Córdoba, el regreso de sus seres queridos no se producirá antes de 30 días. EFE