Ciencia y Tecnología Internacional

Satelite de la NASA cayó a la tierra sin causar incidentes

La agencia espacial estadounidense, NASA, confirmó hoy que el Satélite de Estudios Atmosféricos Superiores (SEAS) cayó en la madrugada del sábado a la tierra hecho pedazos, presumiblemente el aparato se precipitó en el mar.

El artefacto de unas seis toneladas estaba perdiendo altura desde 2005 y había entrado a la atmósfera terrestre ya sin control. Expertos calculan que los fragmentos quedarán repartidos en un radio de 800 kilómetros.

«Aún no se conoce con certeza la hora exacta de reingreso y su localización», dijo la NASA respecto al satélite de 20 años.

Aficionados a la astronomía informaron independiente y extraoficialmente en sus cuentas de Twitter que han avistado restos en Canadá, Suramérica y áreas del océano Pacífico.

El satélite de 5.897 kilos fue puesto en órbita en 1991 para estudiar el ozono y otros compuestos químicos en la atmósfera de la Tierra. Completó su misión en 2005 y ha estado perdiendo altura desde entonces, arrastrado por la gravedad de la Tierra.

La mayor parte se incendió en su descenso por la atmósfera, pero unas 26 piezas individuales, con un peso conjunto de 500 kilos, podrían haber sobrevivido a la incineración.

Según la NASA, dado que la mayoría del planeta está cubierto de agua y bajo la órbita de vuelo del satélite hay vastos desiertos y otros terrenos deshabitados, la probabilidad de que alguien saliera herido es de una en 3.200, y agregó que «El riesgo para la seguridad pública es muy remoto»

Santa Fe con agencias

Los comentarios están cerrados.