Internacional

La Cámara de Diputados italiana debate reforma pensional a golpes

Tras una discusión en la Cámara de Diputados de Italia, un par de parlamentarios decidieron arreglar sus diferencias políticas a golpes, por lo que la sesión tuvo que ser pospuesta.

La televisión italiana mostró imágenes de la pelea entre dos diputados de la bancada de Fini (titular de la cámara baja y exsocio de Berlusconi) y de la Liga Norte al parecer por presuntas ofensas proferidas contra Bossi.

De hecho la Liga en pleno reclamó este miércoles la renuncia de Fini por «hacer política a su antojo», lo cual agrega más aderezo a la crisis interna que vive hace meses el PDL y el gabinete italiano, en particular.

En la escaramusa, se enfrascaron el presidente de la Cámara Gianfranco Fini, contra un legislador de Liga Norte, socios del gobierno.

El enfrentamiento se desencadenó debido a que Fini durante un programa televisivo, denunció que la esposa de Umberto Bossi, líder del partido federalista Liga Norte, se había prejubilado en 1992 de maestra con sólo 39 años.

El presidente de la Cámara también denunció el cambio de opinión del líder nacionalista, que ayer puso en un brete al gobierno al anunciar que no admitiría que la edad de jubilación aumente en Italia a los 59 años, como le exigía la Unión Europea al Ejecutivo de Berlusconi. Bossi, al final, cambió de opinión y este miércoles Fini denunció que detrás de la oposición del líder federalista a tocar las prejubilaciones había motivos personales.

Durante la sesión parlamentaria del miércoles, el líder de la Liga Norte en la Cámara, Marco Reguzzoni, defendió a la mujer de Bossi argumentando que su jubilación era acorde con «las reglas de la época» y arremetió contra Fini por «hacer política y participar en programas de televisión».

Sus compañeros de la Liga corearon sus palabras pidiendo, entre aplausos y gritos, la dimisión de Fini, al que acusaron de «traidor». A los pocos minutos, un diputado de Futuro e Libertá (FLI) comenzó a intercambiar gritos desde su asiento con otro de Liga Norte. Llegó un momento en el que el primero se levantó de su asiento, se dirigió hacia la zona donde estaban los diputados de La Liga y se encaró con uno de ellos. Los manotazos no tardaron en llegar, hasta que otros legisladores intervinieron y separaron a sus compañeros.

La presidente de turno, Rosi Bindi, se vio obligada a suspender la sesión, no sin antes disculparse ante un grupo de escolares que estaban presentes por el «espectáculo tan poco edificante que les habían ofrecido».

Santa fe con agencias