Deportes

Por tomar del trasero a compañero, jugadores iraníes podría ir a la cárcel

Tras ser sancionados por un festejo catalogado como inmoral, los jugadores iraníes implicados podrían terminar en la cárcel por comportamiento inapropiado, según informó hoy la agencia de noticias Fars de ese país.

Mohammed Nosrati del club Persepolis toca de manera invasiva el trasero de su compañero Sheis Rezaei durante la celebración del gol del equipo de Tehrán en contra de Damash Gilan, en partido disputado el pasado domingo por el torneo local.

Aunque Nosrati y Rezaei dijeron que no ofendieron a nadie, las autoridades deportivas indicaron el miércoles que fueron suspendidos indefinidamente de poder ingresar a cualquier estadio y que podrían enfrentar más sanciones.

Ante la celebración inusual, el juez Valiollah Hosseini consideró que el caso debería ser tomado como un «crimen», y advirtió que «Un acto inmoral así en público se castiga con sentencias de cárcel de 10 a 60 días y a 74 latigazos».

Asimismo, el equipo Persépolis les redujo el salario un 15 por ciento, pese a que Nosrati, de 30 años y que con un gol suyo Irán se clasificó al Mundial de Alemania 2006, afirmó bajo juramento que el hecho fue accidental y no intencionado.

Además, el Parlamento iraní quiere llevar el caso más allá y planea citar al ministro de Deportes.
La ética islámica es una de las normas sociales más importantes en Irán, donde el asunto es un escándalo debido, sobre todo, a que el partido fue transmitido por televisión a todo el país.

La FFI lleva años intentando implementar en el fútbol los llamados «valores sociales», pero a pesar de todo, sigue habiendo cánticos ofensivos y disputas por las decisiones de los árbitros.

Los comentarios están cerrados.