Política

Colombia marchó y exigió la liberación de los secuestrados

Miles de colombianos salieron hoy a las calles de todo el mundo para rechazar enérgicamente el secuestro y exigir la liberación de las personas que se encuentran privadas de la libertad por parte de los grupos al margen de la ley.

El rotundo rechazo se hizo evidente con la masiva respuesta que tuvo la marcha en por lo menos 60 ciudades, 40 en Colombia y 20 en el mundo.

“Libertad para los secuestrados”, fue el grito unánime que se escuchó en las calles y plazas de Colombia, de América Latina y del resto del mundo, donde los colombianos congregados se unieron para decir no a la violencia.

En Bogotá, desde tempranas horas familiares y amigos de los secuestrados que aún permanecen en poder de las Farc, se congregaron en la Plaza de Bolívar, que registró una masiva participación de personas.

En la capital las movilizaciones, que partieron desde siete puntos distintos de la ciudad, se vieron afectadas por la lluvia en algunos sectores. Sin embargo, la participación ciudadana fue multitudinaria.

“El Gobierno tiene la obligación constitucional, nuestros soldados de tierra, mar y aire, nuestros policías, el Gobierno y la sociedad colombiana tienen la obligación de continuar combatiendo con la fuerza a quienes insisten en la violencia”, sostuvo el presidente Juan Manuel Santos, quien partició en la marcha acompañado por el Sargento Luis Alberto Erazo, quien estuvo durante casi 12 años secuestrado por las Farc.

Agregó que el Gobierno Nacional y todos los miembros de la Fuerza Pública son los primeros en rechazar la violencia y en buscarle un fin, ya que –recordó– los soldados y los policías son los que ponen el pecho y exponen sus vidas todos los días para que el resto de los colombianos podamos vivir en paz.

“Ellos son los primeros que están interesados en que no haya más secuestros, en que no haya más violencia, en que consigamos la paz”, indicó el Mandatario, tras agradecer a los miles de colombianos que se expresaron en contra de la violencia y el secuestro.

“Lo que nos mueve hoy a todos los colombianos es un rechazo a esa violencia, es un rechazo a ese secuestro. Llevamos demasiado tiempo, llevamos casi 50 años, muchos de nosotros no hemos conocido un día de paz, y queremos dejarles a nuestros hijos, a estos muchachos, un país que pueda prosperar en paz”, apuntó.

Finalmente, dijo que el rechazo del país entero a las Farc y al secuestro, reflejado en la marcha, tiene un gran significado, porque es un mensaje contundente de una población que está hastiada de violencia: “Por eso les agradezco tanto a ustedes, los villetanos, y a todos los colombianos que están machando en todas las ciudades del país, en todos los pueblos del país, los que están en el exterior también marchando, expresando lo que sienten en su corazón, en su alma”.