Las mamás no son perfectas: Gloria H

mayo 12, 2012 10:29 am

Los hijos caprichosos, malcriados, altaneros, son producto del padre, de la madre, de muchas cosas de la historia familiar, del consumismo y demás cosas que viven actualmente aunque lo más importante y que influye en el comportamiento de ellos es la crianza que se les da en casa.
Escuchar el audio

En algunos casos, estos comportamientos se deben a que la madre “atrapa” a su hijo de tal manera que no permiten que el padre intervenga, es decir, hay presencia física del padre pero no hay nada simbólico por parte de él.

En relación al tema del día de la madre, considero, que es una celebración muy amena y que debe llevarse a cabo con total alegría. Pero no por ser un día especial para cada familia las debemos considerar perfectas ¿o es que acaso hay seres perfectos? Cada mamá tiene derecho a cansarse, a estar sola, a querer salir y esto no indica que ellas no quieran a los hijos.

Durante mucho tiempo hemos vivido con la mentira más grande de la cultura, esta es que “las madres quieren por igual a los hijos”. Desde mi punto de vista tanto papá como mamá no quieren por igual; un claro ejemplo es: nace el primer hijo y hay que belleza es barón, nace el segundo y bueno un hermanito, nace el tercero y es barón, nace el cuarto y es niña. ¿Qué pasará con los anteriores? Y este es uno de tantos casos que suceden en las familias. De este ejemplo podemos afirmar que no hay madres perfectas y que a los hijos no se les quiere por igual.

En el caso de los hijos únicos, es más evidente el comportamiento que tendrán, la sobreprotección que tienen las madres sobre estos hace que ellos se sientan inutilizados al momento de realizar sus propias cosas o tomar decisiones “la sobreprotección, es la mirada más descalificadora sobre un ser humano”. Es terrible observar, y escuchar como las madres “enfermas” utilizan a sus hijos como objetos frente a los padres, bastante ridículo que ellos tengan que verse a escondidas para no causar el enojo de ella.
Celebremos el día de la madre de una forma muy alegre, pero no hagamos de este día un paradigma lleno de mentiras, porque la cultura no puede seguir mintiéndose de esa forma.

Información de David Mauricio Vanegas Duarte.

Los comentarios están cerrados.