Internacional

Ecuador no reconoce «pasaporte mundial» entregado a Snowden para ingresar a su territorio

PASAPORTE MUNDIAL

–El gobierno de Ecuador notificó hoy que el «pasaporte mundial» que una organización internacional le entregó al extécnico de la CIA Edward Snowden «no es un documento de viaje válido» para ingresar a territorio ecuatoriano.

Las precisiones las hizo el vicecanciller de este país suramericano, Marco Albuja, quien aseguró que «puede ser un documento referencial de la identidad de la persona, pero ya cuando uno está legalmente dentro del territorio nacional».

«Nosotros no reconocemos ese documento, el pasaporte mundial o universal, como un documento de viaje válido para ingresar al Ecuador», recalcó Albuja en declaraciones a la radio FM Mundo de Quito.

El vicecanciller ecuatoriano sostuvo que el «pasaporte mundial, universal, que viene de varias décadas atrás no es que se inventaron para el señor Snowden, no tiene las seguridades que exige el proceso migratorio ecuatoriano».

En la práctica, Ecuador «no puede» reconocer al «boletín» como «un documento de viaje, de ingreso al país que contenga la barra de seguridad, el código fuente, todos los datos de una persona. No nos sirve», puntualizó.

El vicecanciller recordó que Ecuador estudia la posibilidad de otorgar el asilo solicitado por Snowden, pero «no están las condiciones jurídicas válidas», resaltó al recordar que el extécnico de la CIA está en territorio ruso y no tiene pasaporte.

Snowden, que pidió asilo a Ecuador, está en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú desde el pasado 23 de junio.

El «pasaporte mundial» fue entregado a Snowden por la organización no gubernamental denominada «World Service Authority (WSALa WSA), que fue fundada en 1954.

Según sus promotores, los pasaportes están reconocidos por seis países: Ecuador, Burkina Faso, Tanzania, Mauritania, Togo y Zambia.

El pasaporte, también conocido como ‘pasaporte del ciudadano del mundo’, tiene inscripciones en inglés, francés, español, ruso, árabe, chino y esperanto.

La WSA insiste en que la última versión del documento está reconocida por la Organización de Aviación Civil Internacional, lo que, formalmente, debe permitir a una persona salir del aeropuerto y viajar en aviones legalmente.

Muchos países y territorios han declarado que no reconocen el pasaporte mundial, ya que no es emitido por una autoridad gubernamental competente. El Departamento del Estado de EE.UU., por ejemplo, se refiere a él como «un folleto, nada más».

El propio fundador de la WSA, Garry Davis, fue detenido 20 veces en 1975 por sus intentos de cruzar fronteras internacionales portando únicamente el pasaporte mundial.