Petro debe agotar instancias internas antes de llegar a la CIDH

jose-miguel-insulza-oea1
El secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, sostuvo que el destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, tendrá que esperar para presentar su caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos hasta que agote todas las instancias judiciales que le brinda Colombia.

«En la OEA los temas de personas que se consideran privadas de sus derechos es un asunto que corresponde a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, eso tiene que suceder después de una discusión interna, luego que las instancias judiciales de Colombia conozcan el caso», dijo Insulza.

Agregó que hay que respetar lo que ocurre en Colombia y como «ellos han decidido defender su democracia, estamos esperando lo que ocurra».

Así mismo, dijo que es muy difícil que se le otorguen previamente medidas cautelares Gustavo Petro, porque «estas se conceden cuando hay casos de un daño irreversible, por ejemplo casos de desaparición, violencia o riesgo a la vida, en esos casos se aplican con antelación. Si no hay que esperar a que el proceso se termine. En el caso de condenas y privación de casos políticos lo que pueden hacer la Comisión es mirar el tema de fondo, porque no existe mucho precedente».

Por otro lado, frente al tema de legalización de la marihuana en Uruguay, el Secretario dijo que se deben mirar las reflexiones importantes que se han dado en los países suramericanos, por ejemplo los efectos en la salud, cuáles son las distintas alternativas para reducción de la oferta y la demanda, y las propuestas de despenalización como la que ya se está aplicando en el vecino país.

«Cuando decimos que queremos cambiar el modelo eso es más complejo de lo que parece, no se trata de decir que vamos a despenalizar el uso y el consumo de todas las drogas, se trata de abrigar conceptos distintos en materia de combate del narcotráfico más que estar persiguiendo a quien está consumiendo. Hay que preocuparse del gran problema de la distribución y perseguir a quienes hacen su fortuna a través de ese negocio ilícito», dijo.

Insulza agregó, frente al tema, que le parece adecuado que después de 40 años de lucha contra el narcotráfico haya una alternativa, «decir que ahora hay menos drogadictos no es cierto, por el contrario el consumo ha aumentado. Es normal que los países busquen caminos alternativos. Lo que pasa en Uruguay no es una legalización, la marihuana es una droga que allí está regulada pero se trata de regularla de manera distinta despenalizando el consumo».

El secretario concluyó diciendo que vale la pena mirar lo que ocurre en Uruguay y cuales de esas experiencias aportan para combatir el narcotráfico, «es una experiencia que vamos a mirar con atención y sacaremos las conclusiones apropiadas. Esto no quiere decir que mañana todo el mundo tenga que legalizarla».

Agrego que en el caso de medidas cautelares, por parte de la OEA se aplican cuando hay evidencia de que sea un caso irreversible, una desaparecido, una persona víctima de violencia, allí se aplican con antelación a cualquier proceso y sin necesidad de que haya finalizado el estudio del mismo. En el caso de temas políticos, lo que se hace es ver el tema de fondo y en estos casos no existen muchos precedentes.

Las declaraciones se dieron durante el 54 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana para el Control y Abuso de Drogas (CICAD).

Deja un comentario