Bogotá

MinJusticia avala la domiciliaria para conductor de carro diplomático

BOGOTA- TRIPLE CROQUEEl ministro de Justicia, Yesid Reyes, dijo que la detención domiciliaria para el conductor borracho, Aníbal Tapia, se ajusta a las leyes colombianas, y advirtió que el sujeto deberá enfrentar un juicio por su responsabilidad en el accidente que causó el pasado sábado en Bogotá.

Anibal Tapía, era el hombre quien conducía en estado de embriaguez un carro diplomático adscrito a la embajada de Venezuela, y que al huir de las autoridades causó la muerte de un joven y causó heridas a ocho personas en hechos registrados en la madrugada del sábado en la calle 45 con carrera Séptima.

Según el ministro de Justicia “Las medidas de aseguramiento no se aplican por los hechos que llevan a una persona ante los jueces, para eso está el juicio y la condena», y advirtió que la medida «tienen como objetivo garantizar que una persona comparezca a juicio, que no manipule pruebas ni que siga delinquiendo”.

Insistió en que la ley que castiga a los conductores ebrios “no es que sea débil. Lo que pasa es que en los Estados de Derecho, hay una presunción de inocencia, y una persona no va a la cárcel hasta que se profiera una condena en su contra”.

Según un comunicado de la Fiscalía “El juez consideró que Tapia Mesa es un peligro para la comunidad, pero al contar con arraigo y no tener antecedentes se hacía merecedor de la detención en su residencia”.

El conductor del carro BMW de placas CD 1275, de la delegación diplomática venezolana en la capital, se pasó un semáforo en rojo, chocó a dos taxis y de paso arrolló a un grupo de personas que se encontraban o transitaban por el andén, una de las cuales murió instantáneamente y 10 más quedaron gravemente heridas.

“La fiscal seccional, a cargo de la investigación, señaló que el conductor, de 26 años de edad, conducía con exceso de velocidad y sumado a ello se encontraba en estado tres de embriaguez”, se lee en el comunicado.

De acuerdo con el reporte del Instituto de Medicina Legal, el sujeto de nombre Aníbal Enrique Tapia, de 27 años, esposo de una funcionaria de la embajada venezolana, se encontraba en avanzado estado de embriaguez, ya que dio grado 3 de alcoholemia en la prueba de sangre que se le practicó.

Dentro del grupo de personas que resultaron heridas, se encuentra la hermana de Tapia, quien al parecer viajaba dentro del vehículo.

La Embajada de Venezuela se pronunció ante el hecho que involucra al funcionario explicando que “el auto en cuestión era conducido y ocupado de manera arbitraria e inconsulta sin autorización de su propietaria por ciudadanos de nacionalidad colombiana”.

El Juez de Control de Garantías imputó cargos al conductor por homicidio en concurso heterogéneo con homicidio en la modalidad de tentativa.

Los comentarios están cerrados.