EDUCACIÓN PARA CONTROLAR CELOS Y DESPECHO

noviembre 20, 2014 9:59 am

Carlos Fradique Por:Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
Sábado 29 de noviembre: Día sin celos, ni despecho.
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA
Si aprendemos a controlar los celos y el despecho podemos vivir en PAZ en la familia y protegeremos el poco de familia que nos queda.

En la Red se lee que “Los celos están considerados como una emoción que los especialistas explican desde el punto de vista psicobiológico y cultural. En el marco de una relación de pareja, en pequeñas dosis y como una reacción de alerta ante un bajón amoroso pueden resultar saludables, pero los celos excesivos se transforman en un arma muy afilada, que puede herir y causar mucho dolor.”

María Moliner enseña que celos pueden ser 1) Cuidado, esmero con el que se hace una cosa, 2) Impulso sexual, 3) Sentimiento penoso experimentado por una persona por ver que otra cuyo cariño o amor desearía para sí sola lo comparte con una tercera, o por ver que otra persona es preferida a ella misma por alguien.

Estos celos sin control generan mucho daño, lesiones personales y hasta la muerte y suicidio.

En la red se enseña que “El problema no reside en el hecho de sentir celos, sino en la intensidad de los mismos, en su frecuencia, en si tienen una base justificada y en la manera en que éstos influyen en nuestra conducta. “

“Los celos patológicos deben ser tratados con la ayuda de un profesional en una consulta psicológica, pero si la persona celosa no ha llegado a tal estado enfermizo, puede acudir a sencillas tácticas que le permitirán equilibrar su estado de ánimo y retomar la armonía en pareja que se basa en la ternura, la comprensión, la tolerancia y el respeto mutuo.”

Parece que los celos son de la naturaleza del ser humano y si se quiere de los seres vivos. Y como son de la naturaleza se puede aprender a controlarlos, a minimizar el impacto en la persona que siente una pérdida de afecto o de amor.

Los celos se moldean en la familia y la sociedad. Los progenitores influyen en sus hijos cuando se hacen reclamos, así sean fundados, por la demostración de afecto, cariño o simple amistad especial a persona diferente a su pareja.

La sociedad enseña la violencia generada por celos en su lenguaje, su música, su arte. Expresiones como la moza, el mozo, la vagabunda, el sinvergüenza, la prostituta, el tonto y otras semejantes, canciones como la cárcel de Sing Sing que genera simpatía por quien dice: “Yo tuve que matar a un ser que quise amar y aunque aun estando muerta yo la quiero. Al verla con su amante a los dos los maté.” O el asesino que genera cordial indiferencia por quien confiesa que “Dicen me anda buscando la ley, porque mate de manera ilegal
La que burlo mi querer.” Y al son de esta música cantan y bailan y toman licor. O con poemas como el DUELO DEL MAYORAL que justifican un asesinato porque el asesino actúo con ira: “Tuve celos, señora, del que así me hablaba y tuve celos de aquel que moría y aun muriendo la amaba”

Para sembrar conciencia de paz y tolerancia y minimizar el número de mujeres asesinadas por celos, es por lo que propongo que el día mundial sin celos se realice el último sábado de mayo y el último sábado de noviembre, ambos extendidos hasta el domingo siguiente. Noventa y seis horas de inmersión total en cultura de tolerancia, civilidad y respeto que tendrían amplio espectro en todas las restantes horas del año.

En esta noble tarea de sensibilización debemos participar todos: Los ministerios de familia, educación, salud, trabajo, justicia, los organismos defensores de la mujer y la familia, el ICBF, las instituciones educativas, la radio, televisión, prensa, redes en general, psiquiatras, psicólogos, médicos familiares, abogados penalistas y de familia, fiscalía, defensores de derechos humanos, policía de infancia y adolescencia, comisarías de familia, expendedores de licor, apologistas de música que promueve la violencia y la represalia afectiva y en los diferentes países los organismos pares a los mencionados.

La propuesta queda para apoyarla y este 29 de noviembre veremos los primeros resultados.

Deja un comentario