Conflicto Armado Judicial Narcotráfico

Familia cocalera de las Farc se entregó en Putumayo

familia desmovilizadaAlias “El Loco” y alias “La Comadre”, integrantes del frente 63 de las Farc se presentaron ante unidades de la Armada Nacional en el corregimiento de la Tagua, Putumayo, junto a un menor de 14 años.

El hombre de 34 años, pertenecía desde el 2009 a las Farc bajo el mando delictivo de alias “Ivan Cucarro”, cabecilla de la quinta comisión frente 63, que hace presencia en el alto Putumayo, el sur de Caquetá y en el Amazonas.

Desde esta estructura se realizan extorsiones a campesinos, mineros, ganaderos y comerciantes de la zona. Así mismo de acuerdo con información recopilada por las autoridades, sus integrantes son los respondables del asesinato de seis miembros del Ejército Nacional en las poblaciones de Araracuara y la Chorrera, Amazonas, en los pasados de meses de marzo y mayo respectivamente.

“A nosotros nos ordenaban cobrar impuestos a los comerciantes y quitarle la finca a campesinos para usar esos terrenos en la siembra de coca¨ afirmó el ex integrante de las Farc, quien por orden de sus cabecillas, sembró junto a otros terrorista de su comisión alrededor de 32 hectáreas de cultivos ilícitos sin recibir ninguna remuneración.

“Allá no nos dan plata ni para los medicamentos cuando nos enfermamos. Un camarada está lleno de lesmaniasis. En la espalada ya no le cabe un brote más y nadie lo ayuda” manifestó el hombre, quien junto a su compañera sentimental alias “La Comadre” de 49 años tomaron la decisión de presentarse ante la Armada Nacional luego de escuchar varios mensajes en la emisora Marina Estéreo.

Alias “La Comadre” hace más de dos años se había convertido en miliciana de las Farc, sirviendo como enlace para aprovisionar la organización narcoterrorista con víveres e insumos para el procesamiento de coca.

Al descubrir que miembros del frente 63 usaban a su hijo como mensajero y colaborador, y ante la advertencia que le hicieron de que pronto se lo llevarían para engrosar las filas de las Farc, dejó a un lado sus temores y junto al menor y a su compañero sentimental alias “El Loco” emprendió la huida en una embacación a través del río Caquetá hasta llegar al Batallón de Infantería de Marina No. 33, ubicado en la Tagua, Putumayo, en donde los adultos manifestaron su intención de desmovilizarse.

Al llegar alias “El Loco” y alias “La Comadre” iniciaron el proceso para acogerse al Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado PAHD, y el menor fue puesto a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para iniciar su proceso de restitución de derechos.