EL ARTE DE LA PAZ EN LA FAMILIA.

enero 16, 2015 8:06 pm

Carlos FradiqueCarlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA
La familia es el primer Estado del que tiene conocimiento el ser humano. Aprender a convivir en sana PAZ en la familia es un avance para proteger el poco de familia que nos queda y para contribuir eficazmente con la PAZ en la sociedad.
Recordemos que somos cuerpo, mente, espíritu, religiosidad, efectividad y sociabilidad; que cada persona es única e irrepetible de tal manera que la unidad de quereres y pensamientos entre las personas es casi un imposible deontológico.

Entonces, por necesidad de subsistir y preservar nuestros cinco elementos enumerados debemos aprender a ser tolerantes, a respetar las diferencias, a no agredir ni provocar porque otros piensen diferente a nosotros. Claro que ese derecho a pensar, hablar u obrar diferente no autoriza a que dañemos, insultemos, ofendamos a los demás.

La familia, en términos generales, se forma por la unión responsable de un hombre y una mujer. Las excepciones confirman la regla. Esos dos asociados lo deben hacer para enriquecerse mutuamente para perfeccionar su integridad humana. Y ese fuego de amor y de respeto debe perdurar y cultivarse día a día, aceptando todos los cambios que ofrece el paso de los días. El amor de cuando teníamos 20 años es bien diferente al amor que podamos tener a los 40, 50 o a los 60. Estos cambios son inevitables.

Y para lograr el crecimiento integral de la familia es necesario alimentar día a día la sana convivencia, LA PAZ EN LA FAMILIA.

Es lamentable que por haber recibido herencia de mala educación de nuestros padres o criadores no podamos vivir en nuestra nueva familia y que el diario pasar sea suma de reproches y censuras.

Por esa mala educación, por el mal ejemplo recibido o aprendido luego, es por lo que nuestros pensamientos, miradas, palabras y obras pueden generar violencia intrafamiliar. Guerra en la familia.

LA PAZ fundamentalmente se logra aprendiendo a convivir con la adversidad para darle soluciones adecuadas. La PAZ no es ausencia de conflicto, sino capacidad para reparar las consecuencias del conflicto, para minimizar los efectos letales del conflicto.

Los problemas en la familia se generan por peleas, riñas, contiendas por celos, incumplimientos de deberes, agresiones de palabra y obra, embriaguez, consumo de estupefacientes, rutina y desidia entre otros. Hay casos en los que los intrusos, los enemigos de la paz familiar, se empeñan en destruir la familia. Si los dejamos actuar fácilmente logran su cometido.

Para hacer la paz se necesita inteligencia. Para hacer la guerra solo se requiere torpeza y emociones sin control.

Hay pocos textos sobre el arte de la paz y muchos sobre el arte de la guerra. Y sobre la PAZ o la GUERRA EN LA FAMILIA hay total indiferencia por parte de los conocedores del tema.

El maestro Sun Tzu, en su libro El Arte de la Guerra, afirma que “la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca. Poner cebos para atraer al enemigo.”

En la familia no es extraño ver el engaño, la mentira, la astucia, la rapiña, la manipulación, los golpes a mansalva, la torpeza humana.

Sobre el posconflicto en la guerra familiar tendremos la oportunidad de volver en otra lección.

Por ahora me permito proponer que copiemos en hojas media carta el siguiente mensaje para que sea página de nuestros libros y de los cuadernos escolares de nuestros hijos.

“SI NO HAY PAZ EN LA FAMILIA NO HAY PAZ EN LAS NACIONES Y SIN PAZ ES IMPOSIBLE REHACER EL MUNDO”. Carlos Fradique-Méndez

EN EL 2015 SEREMOS MODELO DE CONVIVENCIA FAMILIAR

Me comprometo a educarme y a educar en valores, por sobre todo con el ejemplo, para:

1) Saber todo sobre progenitura responsable. El primer hijo, si decido ser progenitor o progenitora, lo tendré luego de cumplir 25 años de edad, cuando haya terminado mis estudios básicos profesionales y tenga un ingreso seguro. Un hijo en la edad temprana y además no deseado o no programado puede ser barrera para tener futuro digno y exitoso. Y el hijo no será debidamente atendido.

2) Actuaré siempre con ánimo de sembrar la sana convivencia en mi familia, la que permite formar ciudadanos cultores de tolerancia, respeto, prudencia en el actuar, justicia y equidad, fuentes reales de la PAZ que tanto necesitamos los colombianos.

3) Pondré todo mi empeño para lograr mi mejor educación y mi mejor formación profesional, como estudiante formal y como autodidacta, los únicos medios para combatir la pobreza y generar riqueza.

Sé que estas son las bases sólidas mínimas, las buenas semillas de una verdadera revolución en nuestras familias para que sean generadoras de una Colombia próspera y reconocida en el concierto de las naciones.

________________________________
Firmado:

Fecha: __________________________

Bogotá, 16 de enero de 2015.
Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com

3 Respuesta sobre “EL ARTE DE LA PAZ EN LA FAMILIA.”

  1. NACHO en enero 17th, 2015 8:39 am

    ESTA CATEDRA LA DEBE APLICAR CENTRO DEMOCRÁTICO EN ESPECIAL EL LÍDER QUE CARESE DE ESTOS DONES

  2. Aurelio Rojas C en enero 18th, 2015 2:36 am

    La formación de la familia bajo estos paradigmas es valioso en la creación de una nueva sociedad en
    el proceso de postconflicto en Colombia. Por una convivencia en paz…

  3. Andres en enero 19th, 2015 11:08 am

    Disfruto mucho de sus columnas y además creo que es un gran legado para esta sociedad, en un tema sobre el que todos debemos aprender más. Muchas gracias por sus valiosos escritos.

Deja un comentario