Sebastián Molano, uno de los destacados en el Tour de Langkawi

marzo 13, 2015 1:46 pm

Sebastián Molano

Sebastián Molano

Sebastián Molano se afirma y Caleb Ewan se afianza. Esas podrían ser las conclusiones más importantes del Tour de Langkawi, carrera que ya está llegando a su término y que, más allá de dominio del italiano Guardini en las primeras lanzadas, ha contado con dos brillantes novatos de la élite mundial del ciclismo, quienes con su talento natural y el frenesí de su juventud, han deslumbrado en cada una de las fracciones disputadas en tierras asiáticas.

Ambos han acaparado los focos de atención de una competencia que siempre ha tenido un lugar especial para el ciclismo colombiano. Hernán Darío Muñoz, Freddy González, José Serpa y Julián Arredondo son las referencias históricas en el libro dorado de la carrera. Pero sin importar cómo termine todo y el puesto 47 del boyacense en la general, el punto más importante es que Colombia ya tiene varios frentes cubiertos en el lote europeo.

Ya no solo la montaña despeja el panorama en las carreras. También hay especialistas al cronómetro como Rigoberto Urán y rematadores de raza como Gaviria y Molano. El menú de la ruta ahora es más variado y todo gracias a la capacidad de los corredores para asumir los roles en cada competencia.

“Desde el primer día quería empezar a cogerme confianza metiéndome ahí, con los que son en el sprint. Y gracias a Dios desde el primer día empecé motivado. Voy mejorando y cogiéndome más confianza en el grupo sobre el final. Siempre es muy difícil estar adelante porque están los equipos grandes y nosotros solo somos (Leonardo) Duque y yo que estamos allá y a dos no nos respetan mucho, pero vamos mejorando”, le dice a FEDECICLISMO el oriundo de Paipa (Boyacá).

Cuando habla de mejoría no es un formalismo de entrenamiento. Es un punto cierto y verificable. En cada etapa ha ido a más lo que demuestra un claro aprendizaje en el transcurso de las jornadas. Del puesto 12 del primer día, al cuarto lugar en los 96.6 kilómetros que unieron las localidades de Maran y Karak. “Estoy feliz, yo sé que ya se dará el momento de ganar. Estoy adquiriendo la confianza y también son muy diferentes los sprints (embalajes) de acá y de eso estoy aprendiendo mucho. Duque también me ha enseñado muchas”, recalca el campeón panamericano de pista.

Y aunque este viernes estuvo a punto de entrar en el podio, asegura que su momento más cercano con la victoria se presentó en la fuga de la quinta etapa. “Quedé muy aburrido porque creo que era la gran oportunidad para ganar. Íbamos en la fuga y tenía la oportunidad de hacerlo, pero nos partió el coreano y todos se pusieron a mi rueda y nadie le daba. Me atacaban. Fue difícil ese momento y llegué a lo último sin fuerzas”.

Su personalidad le ayudó a superar ese impase, que si bien lo exprimió por varios kilómetros, le mostró que su dorsal ya es una referencia para el pelotón. “Aprendí mucho de cómo se dan las fugas acá en Europa y en las carreras con los Pro Tour. Aprendí lo que quiero aplicar para un futuro, en unos años con experiencia adquirida y hacer grandes cosas. Pero pienso que para ser grandes esprínteres tenemos que estar acá, con los que saben”, concluye la nueva baza colombiana en el Viejo Continente.

Fuente: Fedeciclismo

Los comentarios están cerrados.