ABORTO Y ADOPCIÓN.

febrero 8, 2016 9:16 am

Carlos Fradique Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (71)
Hay dos temas muy sensibles para la familia y la sociedad. Son el aborto y la adopción hasta el punto de que hay personas no partidarias del aborto que predican la protección de la vida y la entrega del recién nacido en adopción, como una manera de que la madre, especialmente la madre y no el padre, se deshaga de su hijo o hija.

I
En la década de los 60, del siglo XX aprendí en la facultad que el aborto era delito, salvo el necesario o terapéutico y el eugenésico.
En la red se lee: “El aborto terapéutico es el aborto inducido justificado por razones médicas.” Típico caso de este aborto es cuando por el embarazo corre serio peligro la vida de la madre. Son embarazos con riesgos graves para la salud de la madre, riesgos que médicamente no son superables y pueden llevar a la pérdida de la vida de la madre.
Por otra parte se encuentra el llamado aborto eugenésico que se practica cuando médicamente se tiene un grado de certeza que el que está por nacer está en peligro de morir o que al nacer su vida no sería viable.
Estos abortos son diferentes de la llamada interrupción voluntaria del embarazo que no tiene límites definidos respecto del aborto libre.
En Colombia, se debate entre el aborto legal, legislado por la Corte Constitucional en los casos en los que 1) Corra grave peligro la vida de la madre 2) El que está por nacer corra serio peligro de morir antes de nacer o el nacer su vida no será viable y 3) Cuando el embarazo es fruto de violación.
La progenitura responsable enseña que un embarazo debe ser planeado y esto supone, entre otras medidas que PAPA Y MAMA se hayan preparado, médica, psicológica, económicamente para engendrar y concebir. El aborto sin justa causa es imposible controlarlo. Pero si puede prevenirse con el embarazo responsable, con el embarazo planeado. Entre más embarazos no planeados más opciones de abortos no voluntarios con las consecuencias que esta experiencia deja especialmente en las mujeres.
II

“No abortes, entrega tu hijo en adopción”, es un llamado que hacen quienes en alguna manera encuentran en la adopción una forma de ganar dinero. La adopción, es tomar como hijo a quien no lo es por naturaleza, hoy en día, para darle hogar a quien no lo tiene. Niños que nacen sin hogar seguro son muchos por falta de planeación del embarazo, por falta de progenitores responsables, es decir padres, papá y mamá, que tengan conciencia de que por sobre todo deben cumplir con las obligaciones que les impone su condición de padres para garantizar a su hijo la satisfacción de sus derechos fundamentales básicos para tener una vida digna. Casa digna, salud integral digna, educación digna, entorno digno. Es irresponsable que una pareja que no cuenta con lo necesario, ni siquiera para su subsistencia, traiga hijos al mundo para que mueran de hambre.
Cuando el hijo no cuenta con el apoyo o la presencia de sus padres, papá y mamá, deben recibir el apoyo para su sostenimiento integral de sus abuelos y demás parientes cercanos. En algunos casos lo reciben de sus padrinos o mecenas. Cuando todas estas opciones faltan se dan las condiciones para la entrega en adopción a un hogar que sea mejor que el biológico, que imite y supere el biológico.
De estas consideraciones, se concluye que el ideal no es que haya oferta abundante de personas que quieran adoptar presentándose como salvadoras de niños y niñas abandonados, sino que el número de adoptables sea mínimo lo que se logra si se educa para embarazos planeados por padres exquisitamente responsables y hasta por familias extensas responsables.
Las autoridades que deben proteger a los niños deben garantizarles su primer derecho, que es de no ser engendrados si los padres, papá y mamá no cuentan con por lo menos lo mínimo necesario para garantizar a su hijo o hija una vida digna. Y claro que esta obligación de los funcionarios no exonera a los padres y docentes de sus obligaciones de formar conciencia en sus hijos y educandos sobre la necesidad de que sean progenitores responsables.
Bogotá, 8 de febrero de 2016.

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com

Deja un comentario