Economía Tema del Día

Escándalo por billonarios sobrecostos: Fiscalía allana simultáneamente oficinas de Reficar en Bogotá y Cartagena

Refinería de Cartagena
Refinería de Cartagena

–En forma simultánea, cerca de 50 funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía se «tomaron» literalmente las oficinas de la Refineria de Cartagena- REFICAR–en Bogotá y la capital del departamento de Bolívar, en desarrollo de la investigación en torno a los «billonarios» sobrecostos denunciados por la Contraloría General de la República en las obras de ampliación de la planta.

Durante toda la noche del martes y esta madrugada se ha realizado la diligencia judicial, en la cual los investigadores de la Fiscalía revisan toda la información contenida en computadoras y otros documentos para establecer si efectivamente hubo irregularidades en las obras de modernización y ampliación de la refineria.

Según la Contraloría General de la República, los sobrecostos descubiertos equivalen a 1,5 veces la ampliación del Canal de Panamá y 1,15 veces lo que se estima costaría el Metro de Bogotá, pues se incrementaron en 4 mil 23 millones de dólares. Además, el atraso en las obras provocó pérdidas acumuladas de 1,69 billones de pesos.

Los responsables de REFICAR emitieron en las últimas horas un comunicado en el cual niegan que la acción de la Fiscalía haya sido un allanamiento y la definen simplemente como una «visita» para «verificar la existencia de toda la documentación relacionada al proyecto».

El escrito dice textualmente:

«En relación con la visita adelantada por la Fiscalía General de la Nación a las oficinas administrativas de Reficar en Cartagena y Bogotá, se informa:

1. Reficar prestó toda la colaboración del caso a las autoridades que se hicieron presentes en sus instalaciones, por lo tanto no se trató de un allanamiento, figura penal que implica el uso de la fuerza. La finalidad es verificar la existencia de toda la documentación relacionada al proyecto, la cual siempre ha estado disponible para cualquier autoridad que la requiera. Reficar estuvo presto a entregar toda la información requerida por parte de este ente de control.

2. Reficar reafirma que es la primera interesada en que se aclaren todas las dudas que se han generado alrededor del proyecto. Por lo cual, está dispuesta a colaborar con las autoridades, como lo ha hecho hasta ahora, para que se adelanten las revisiones sobre la gestión y la ejecución del proyecto.

3. En ese sentido, la compañía espera que estas indagaciones arrojen resultados concluyentes que permitan dar mayor claridad a la diversidad de presunciones, por el momento infundadas, que empañan la reputación de un país y la trascendencia de un proyecto clave para la economía nacional, que impulsa con particular fuerza, la del Caribe colombiano. (Fin del comunicado)

REFICAR- PANORAMICA
El pasado 27 de enero, los directivos de la Refinería de Cartagena, emitieron un comunicado en el cual atribuyeron los sobrecostos denunciados por la Contraloría a “olas invernales”, “conflictos laborales” y “menor productividad del contratista”, entre otra causas.

En el documento establecieron que «Reficar presentó oportunamente a la Contraloría las variaciones que ha tenido el proyecto en términos de su inversión y cronograma de ejecución, las cuales se detallan en cinco controles de cambio realizados al proyecto entre los años 2011 a 2015. Las causas de las variaciones no siempre son “sobrecostos”, subrayaron.

Y agregaron: Entre las variaciones se incluyen rubros como: 1) cambios en el alcance del proyecto; 2) mayores cantidades de obras; 3) el incremento de precios; 4) olas invernales; 5) conflictos laborales (huelga); 6) Ingeniería y planeación del contratista y 7) menor productividad del contratista.

También indicaron:

Reficar y Ecopetrol han aportado la información requerida por los organismos de control sobre el proyecto de ampliación y modernización de la refinería de Cartagena, incluida la relacionada con la contratación desde 2007, bajo la dirección de Glencore como socio mayoritario de Reficar hasta 2009, de la empresa Chicago Bridge and Iron (CB&I), contratista principal de la ejecución del proyecto.

«Desde 2008 se han realizado siete auditorías regulares y dos especiales a Reficar. Para las auditorías adelantadas en el 2015, Reficar dio respuesta a 530 requerimientos de información, sostuvo 187 reuniones con los delegados de la Contraloría, atendió cinco visitas al proyecto y entregó más de 14 mil archivos equivalentes a 38 gigas de información.

Reficar presentó oportunamente a la Contraloría las variaciones que ha tenido el proyecto en términos de su inversión y cronograma de ejecución, las cuales se detallan en cinco controles de cambio realizados al proyecto entre los años 2011 a 2015. Las causas de las variaciones no siempre son “sobrecostos”.

Los comentarios están cerrados.