A DESCUBRIR TALENTOS

Carlos Fradique Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (86)
La noble labor de los educadoresPor decreto 996 de 1951, bajo el Gobierno del polémico Presidente Don Laureano Gómez, se declaró día OFICIAL DEL EDUCADOR en Colombia, el 15 de mayo de cada año, fiesta de San Juan Bautista de la Salle, Patrono de todos los maestros y profesores, educadores de la niñez y de la Juventud.

Y se ordenó que la celebración de la Fiesta del Maestro se llevará a cabo en los establecimientos de Educación el día domingo anterior a la fecha señalada.
En este año 2016 sería el 9 de mayo, pero como el 15 es domingo se debe celebrar en esta fecha.
El día del maestro también se celebra en por lo menos 100 países el 5 de octubre por sugerencia de la UNESCO para conmemorar la aprobación, en 1966, de la recomendación conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la situación del personal docente y en Argentina el 11 de septiembre por el nacimiento del gran maestro Domingo Faustino Sarmiento.
Maestro, educador, profesor, catedrático, instructor, formador, pedagogo con sus correspondientes femeninos cumplen tareas semejantes y para todos ellos nuestro reconocimiento por su labor formadora de seres humanos útiles a la familia y a la sociedad.
Según la Constitución de Colombia, en sentido muy amplio, los abuelos, los progenitores, los padres adoptivos y de crianza, los padrinos, los mecenas, la familia extensa, la sociedad, los medios, los maestros, los educadores públicos y privados, los líderes de todos los oficios, los técnicos en desarrollo humano, los jefes en los diferentes trabajos son corresponsables de la educación y formación de buena calidad, las que son obligatorias desde por lo menos un año antes de concebir a la persona y hasta cuando se le haga profesional según sus aptitudes y capacidades. En las aulas desde el jardín de párvulos, la preprimaria, la primaria, la secundaria y la universidad.

A los educadores corresponde formar personas capaces de buscar el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura, con sólidos principios que les pongan barreras morales para que no se viole el deber de respetar los derechos humanos, para honrar la paz y a la democracia y que tengan competencias para la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente.
La tarea de los educadores ocupa las 24 horas de todos los días, sin descanso ni vacancia temporal. El educando debe aprender a aprender, a ser todos los días mejor, a superarse, a cultivar su calidad de vida, a trabajar por la sana convivencia en su familia y en la sociedad y a dar todo lo posible para su progreso personal, el de la sociedad y el de su comunidad. Claro que teniendo en cuenta los talentos de cada persona para lograr la mejor obra de arte en cada individuo.

Como el ser humano es único e irrepetible, verdad irrefutable independientemente de las creencias religiosas que cada quien profese, los educadores deben, mejor debemos, descubrir los talentos de cada quien, instruir al estudiante para que aprenda a formarse día a día, a capacitarlo en competencias para que sea exitoso en su diario vivir y lo debemos formar en valores mínimos tales como decencia, amabilidad, cortesía, responsabilidad, tolerancia, cumplimiento, superación, amistad, lealtad, gratitud, perseverancia, honor a la verdad, honradez, pulcritud, ética familiar y social, espiritualidad, manejo de la vida afectiva, respeto a la vida integral. Importante es que la persona entienda que la vida no es un juego, que debemos cuidarla con esmero y el educador habrá de poner en práctica el mejor método de enseñanza, dicen que el único, que es el ejemplo. Los alumnos son el espejo de sus educadores. Por eso los imitan y deben saber que están llamados a superarlos.
El maestro es por excelencia el profesional del descubrimiento a diario de mejores condiciones de vida. Si el maestro no evolucionara el mundo se estancaría. Y debe marcar con su audacia el cómo aventajar el curso de los acontecimientos. Su labor es investigación y creación. Y enseñar a prevenir para que el ser humano logre lo mejor de sus capacidades y no se haga daño.
Sin maestros, en sentido amplio, el mundo sería una catástrofe. Gracias maestros, gracias por darnos la vida intelectual que nos permite vivir dignamente.
Respetuosas sugerencias:
1) Amable lector, recuerde ahora a sus maestros y si están vivos llámelos o envíeles un mensaje para darles las gracias y si están muertos haga una obra en bien de su comunidad para decirles en la eternidad que su labor no fue en vano.
2) Si conoce una persona MAL EDUCADA haga el ejercicio que saber las fallas en su educación, que son las razones de la mala educación, para evitarlas con sus allegados.

Bogotá, 9 al 15 de mayo de 2016.

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com

Una respuesta a «A DESCUBRIR TALENTOS»