Internacional Tema del Día

Último debate: Trump deja entrever que no aceptará resultados electorales denunciando supuesto fraude

Final Presidential Debate Between Hillary Clinton And Donald Trump Held In Las Vegas–En el tercer y último debate televisivo, el candidato presidencial Donald Trump dejó entrever que no aceptará los resultados electorales, tras denunciar un supuesto fraude que se estaría fraguando, según él en favor de Hillary Clinton.

A la pregunta del moderador del debate Chris Wallace sobre si aceptará los resultados de las votaciones del 8 de noviembre, Trump repondió: “Lo veré en su momento. Te mantendré en suspenso. Los medios son tan deshonestos, me han atacado tanto y envenenado las mentes de los votantes”.

Clinton calificó de “horrible” ese comentario de Trump.

«Esa no es la forma en que funciona nuestra democracia», dijo Clinton. «Llevamos aquí alrededor de 240 años. Hemos tenido elecciones libres y justas. Hemos aceptado los resultados cuando no nos gustaban. Y eso es lo que se espera de cualquier persona en un escenario de debate durante una elección general».

«Está denigrando nuestra democracia y por mi parte, estoy aterrada de que alguien que es el candidato de uno de nuestros dos grandes partidos pueda tomar esa posición».

“Cuando él ve que las cosas no van en su favor siempre dice que todo está trucado”, apuntó Clinton. “Hasta una vez que su programa de televisión no ganó 3 Emmys consecutivos Donald dijo que los Emmys estaban trucados”. ´

“Debí de haberlo ganado”, contestó Trump.

Wallace presionó a Trump sobre este particular, indicando que en la historia democrática del país siempre ha habido una transición “pacífica” del poder, no importa los duros ataques que hubiera durante la campaña.

“¿Siempre el perdedor concede, y no digo que usted lo sea, pero es que no piensa hacerlo?”, dijo el moderador.

“Ya les diré en su momento, lo mantendré en suspenso” dijo Trump.

En un momento dado, Clinton llamó a Trump “marioneta de Putin” y más adelante Trump susurró en medio de una de las repuestas de la demócrata “eres una mujer muy desagradable” (“You are a nasty woman”).

Y aunque por primera vez se tocó el tema migratorio – ignorado en los dos primeros debates, no lograron entrar en detalles ya que la conversación se fue por otros derroteros.

La parte más noticiosa del intercambio llegó cuando Trump, al final de su presentación sobre “muros, indocumentados que nos inundan y narcotraficantes”, metió una palabra en español en medio de una frase.

“We have some bad “hombres” here, and we are going to get them out” (“Hay hombres malos en este país y los vamos a sacar), dijo Trump.

Trump se hallaba respondiendo la pregunta sobre inmigración y se refirió a la inmigración indocumentada, acusando a Hillary de querer hacer “amnistía” y de traer a miles de sirios refugiados “muchos de los cuales están de acuerdo con ISIS”.

Como lo hizo durante su convención en julio, Trump hizo referencia a los indocumentados únicamente en el contexto de quienes han cometido delitos graves. “Aquí tenemos a las madres de cuatro niños que fueron brutalmente asesinados por personas que estaban ilegalmente en el país…hay miles de madres y padres y familias así en el país”, dijo. “Están viniendo drogas, no tenemos país si no tenemos frontera”.

El republicano continuó refiriéndose al muro que quiere construir, y apuntó que en un momento dado, hace unos años, Hillary Clinton votó a favor de la construcción de un muro fronterizo (lo cual es cierto).

Clinton por su parte, aceptó que “en puntos limitados de la frontera es apropiado tener algo, principalmente tecnología”, pero alertó que el plan de Trump implicaría una “fuerza de deportación, que iría casa por casa, negocio por negocio, buscando a personas para deportar”.

La demócrata repitió lo que ha dicho en la campaña respecto a presentar un proyecto de reforma migratoria en sus primeros 100 días, y dijo que “sacar a los indocumentados de las sombras ayudará a la economía por los empleadores inescrupulosos no podrán aprovecharse de ellos pagándoles bajos salarios”.

“Y Trump puede muy bien decirlo, ya que él uso trabajadores indocumentados para construir la Torre Trump aquí mismo en las Vegas”, dijo Clinton, lo que Trump no negó durante el debate.

No obstante, el segmento de inmigración quedó olvidado cuando los candidatos comenzaron a discutir sobre los emails de Hillary, la presunta intervención de Rusia en la campaña electoral y los hackeos de computadoras e emails de personeros demócratas.

Aparte de desafiar 200 años de democracia estadounidense, Trump se refiere a los inmigrantes que cometen delitos como «bad hombres» y a Hillary como «nasty woman».

En un momento dado, Clinton llamó a Trump “marioneta de Putin” y más adelante Trump susurró en medio de una de las repuestas de la demócrata “eres una mujer muy desagradable” (“You are a nasty woman”). (Versión del Diario de Nueva York)