Este jueves las autoridades distritales informaron que entre el 1 de enero y el 15 de febrero del presente años, se han llevado a cabo 74 operativos de control, donde se impusieron 250 comparendos y se llevaron a cabo 100 inmovilizaciones, de las que 98 han sido por no cumplir con la revisión tecnomecánica, en los buses del SITP.

Al respecto, la Secretaría de Movilidad señaló que las condiciones mecánicas de los buses afiliados al SITP son la principal debilidad que existe en los Planes Estratégicos de Seguridad Vial de Bogotá.

Juan Pablo Bocarejo indicó que: “Estos operativos complementan a los que hace Transmilenio. Se hace una revisión general para constatar que los buses cumplan con unas condiciones mínimas en términos mecánicos para impedir cualquier accidente. También medimos el rendimiento del vehículo en temas ambientales”.

Los principales comparendos a los buses del SITP den 2017 son:

No realizar la revisión tecnomecánica: 120 casos
No acatar las señales o requerimientos de los agentes: 24
Bloquear una calzada o intersección: 18 casos
Poner el vehículo en marcha sin precauciones para evitar choques: 13 casos
No portar el equipo de prevención o seguridad: 10 casos

La Secretaría de Movilidad anunció que comenzó una serie de visitas a las empresas operadoras de Transmilenio y SITP para socializar las estrategias que reduzcan los índices de accidentalidad.

También dijo que estas visitas continuarán durante el mes de marzo para reforzar las acciones de seguridad en el transporte público de la capital.