MEDIA CORRUPCIÓN

marzo 27, 2017 10:58 am

Por: Gabriel Ortiz
BLANCO Y NEGRO
Cuando se empezó a promocionar la marcha contra la corrupción, se llegó a pensar que era contra toda. Por ello, nadie entiende cómo un ex presidente y un ex procurador, que la practicaron con frenesí, podrían salir ese día a la calle, cuando deberían estar buscando escondites y evitar, como dice Samper Ospina, estar en un lugar “ideal para hacer una redada”.

Los organizadores del disparate, de los falsos positivos, del saqueo de Reficar, las zonas francas y demás monstruosidades, cometieron las más espantosas corrupciones de nuestra historia. Ahora sin sonrojo fabrican corrupciones para endilgárselas a Santos y su gobierno.
Todo eso se explica. El ex quiso hacer la paz, pero su falta de tacto lo impidió. No perdona que quien fue su ministro de defensa, quien piensa más en su patria y su gente, lograra atemperar los genocidios, las matanzas, las amenazas, las extorsiones y demás atropellos que mantenían a Colombia al borde de la hecatombe. Y menos aún soporta y ser súbdito de un Presidente Premio Nobel, a quien quiso convertir en su marioneta para perpetuarse en casa Nari.
El doctor Uribe aparenta despiste, para buscar casos de corrupción que tapen las del 2002 al 2010. Ahora dice que Santos se robó las elecciones del 2014, pero olvida aquello del “articulito”, que violó la Constitución para llevarlo a una reelección ilegal e ilícita. ¿Cómo llamará esa figura? No resiste estar de ex presidente y se siente engañado por Santos.
Para el ex presidente, los dineros de Odebrecht, solo entraron a la campaña Santos, mas la plata que le llegó a su campaña, esa con la que quiso llevar a Zuluaga al solio de Bolívar, se diluyó, se desdibujo, desapareció, no existió. No la vio.
Cuando se hace un repaso por todos estos estadios, no le queda a los colombianos más remedio, que declararse perplejos frente a la marcha de los corruptos solo contra media corrupción.
Habrá gente que saldrá a marchar, por temor a la devolución de las tierras que quitaron a los campesinos inermes. Y aquellos que añoran las millonadas de Reficar, las desapariciones, las normas que cambiaban el uso de las tierras, la violencia que atormentaba a nuestra gente y tantas cosas que deberán esconderse con una marcha como la proyectada. De nuevo acuden a la posverdad, a la falsedad para llevar gente a marchar. De nuevo buscan que la gente vaya a marchar enverracada.
BLANCO: La conmemoración de los 100 años del nacimiento de don Enrique Santos Castillo. El gran periodista e insigne maestro.
NEGRO: La insensatez de Maduro.
gabrielortiz10@hotmail.com

Deja un comentario