¿Se están metiendo por la puerta de atrás?

mayo 30, 2017 11:29 am

Por Mauricio Botero Caicedo
Hay serios indicios que los anteriores dueños de SaludCoop, como accionistas de la nueva entidad que compró Cafesalud, se están metiendo por la puerta de atrás para volver a apoderarse del sector salud. Lo que ni el gobierno ni nadie se puede hacer el desentendido de lo que fue uno de los mayores escándalos de los últimos tiempos: el asalto al sector de la salud perpetrado por un habilísimo operador llamado Carlos Palacino y por sus compinches.

Desde hace quince años, como en su día lo informó la revista Semana “había alertas y denuncias por el crecimiento desmedido de SaludCoop, y en el sector era un secreto a voces las conductas non sanctas de Palacino, los organismos de control prácticamente no hicieron nada. Se habla de su cercanía a más de 35 parlamentarios, de financiación de campañas y partidos, y de tener un destacado grupo de asesores que blindaron la rápida expansión. «Así como SaludCoop creció usando las zonas grises que había en el complejo sistema de salud, Palacino también se movió en estas zonas para crecer y enriquecer al grupo y, a la vez, hacer negocios propios.” Esas jugadas siempre fueron legales y blindadas por sus abogados, dentro de los cuales figuraba nadie menos que el anterior fiscal, Eduardo Montealegre.

Las advertencias del procurador Fernando Carrillo acerca de Cafesalud se suman a las alertas que se prendieron por el historial de empresas prestadoras de salud socios del ‘pool’ que la adquirió. Según informes de prensa, “El Procurador le advirtió en a Ángela María Echeverri, liquidadora de SaludCoop, sobre varias irregularidades y problemas que había en la venta de CafeSalud, la entidad que recibió los afiliados y los bienes de la liquidada empresa prestadora de Salud. El primer problema que resalta es que solo hubo un oferente por la compra completa, PrestaSalud, pues Sanitas solo estaba interesada en la EPS. Esto hizo que la oferta de PrestaSalud por el conjunto de servicios fuera casi cinco veces mayor que la de Sanitas que se limito a ofertar por la EPS. El segundo punto que resalta el Procurador es que la entidad no tiene la experiencia certificada para administrar la parte de aseguramiento en salud, lo que incumple con todas las normas. La experiencia la presenta PrestaSalud con la trayectoria de cada uno de sus 13 miembros, que son expertos en áreas particulares, pero la ley dictamina que cada integrante debería ser idóneo en todas las areas. Pero este no es el único problema con el que nace la venta de la entidad. Dentro de los 13 socios dueños de Consorcio Hospitales y Clínicas Prestadoras de Salud de Colombia – Prestasalud – está Medplus, de la que es miembro de la junta directiva Jaime Eduardo Barrero, socio de Carlos Palacino. Otro de los miembros de la junta es Enrique Vargas Lleras, hermano del ex-vicepresidente, quien aunque se molesta cuando le preguntan por su relación con Palacino y Barrero, su cercanía es vox-populi. Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas, ha expresado su preocupación por los integrantes de MedPlus: “La mano siniestra de Palacino y compañía, como la de Jaime Barrero, todavía sigue merodeando este espacio de contratación y no deja de ser importante en la medida en que se juegan intereses estratégicos de ese conglomerado económico que no logró ser desvertebrado por la justicia”, aseguró el veedor, voz que se suma al calificado cuestionamiento y advertencias del Procurador Carrillo.”

Todo parece indicar que el Gobierno va a hacer exactamente lo que hizo cuando le señalaran la inhabilidad de poner al abogado de SaludCoop y de Palacino como Fiscal General: guardar un prudente y cómplice silencio.

Deja un comentario