El hombre que agredió este martes a un agente de policía con un martillo en la plaza junto a la catedral de Notre Dame de París gritó “¡esto es por Siria!” antes de lanzar su ataque, informó el ministro francés del Interior, Gerard Collomb.

El máximo responsable de la seguridad en Francia dijo que el atacante “se presentaba como estudiante argelino” y llevaba encima una tarjeta de identificación cuya veracidad está siendo comprobada.

Según el ministro, el hombre se halla en posesión, además del martillo, de “cuchillos de cocina”, lo que muestra que los ataques contra las fuerzas de seguridad se llevan a cabo “con instrumentos muy rutinarios”.

Según las primeras investigaciones el hombre actuó solo en el momento del ataque, aunque se indaga si podría tener cómplices.

“El policía se encuentra bien, las heridas no son muy graves. el atentado podía haber sido peor si su compañero no llega a reaccionar”, explicó Collomb.

La exviceasesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y exembajadora estadounidense en la ONU Nancy Soderberg fue una de las personas retenidas en el interior de la catedral Notre Dame de París.

En un tuit enviado con una foto del interior de la basílica que muestra al numeroso público con los brazos en alto, Soderberg escribió “Encerrada dentro de la catedral #notre dame en #paris mientras la policía investiga el ataque afuera contra un policía. Todo tranquilo”. Con EFE