Sector maicero, sustenta la vida

junio 15, 2017 7:43 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
Pergaminos es lo que tiene el maíz, es el primer cereal en rendimiento de grano por hectárea, el segundo cultivo del mundo por su producción, la labranza que más crecerá en el planeta, el que tiene el más alto potencial para la producción de carbohidratos por unidad de superficie por día; el primer cultivo de ciclo corto -135 días-.

Tenido por la FAO como el protagonista de los productos básicos alimenticios; es uno de los cereales más importantes del mundo, con el trigo y el arroz; en fin, fue el primer cereal a ser sometido a rápidas e importantes transformaciones tecnológicas en su forma de cultivo.
En Colombia se le tiene envidia de la buena a Ecuador, que tras ocho años de una verdadera “revolución agrícola” alcanzaron la seguridad alimentaria con el ‘grano de oro’. El año pasado, cerca de 108 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria severa en el mundo, indicó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
Colombia tiene mucho que copiar a Ecuador en el sector maicero; en el centro del mundo los productores ahorran costos de transporte, porque en vez de vender su cosecha en grandes ciudades, como Guayaquil, consiguen hacerlo donde lo cultivan. En Colombia, a diferencia de Ecuador, hay pocos silos que permitan a los cultivadores almacenar el maíz cuando baja de precio, que por pura coincidencia es cuando se recoge la cosecha. Entre cuatro y cinco silos más se construyen en Ecuador, el primero en la zona de Pindal. Además de servir de alimento para humanos, el maíz se emplea en la industria avícola, y porcícola en alimentos balanceados para animales; materia prima para la industria; para alcohol combustible y bebidas alcohólicas.
Una de las seis o más variables que determina el precio del maíz nacional es la tasa de cambio. Según el índice de precios de los cereales de la FAO en mayo de este año las grandes disponibilidades mundiales impidieron que se produjeran aumentos considerables en los precios del maíz para la exportación.
Aunque el maíz se cultiva en una tercera parte del país, los departamentos maiceros por excelencia son Tolima, Meta, Córdoba y Valle. El municipio tolimense de Valle de San Juan, a 4 horas de Bogotá, es el mejor sitio en Colombia para cultivar maíz; después que se recolecta la cosecha siembran nuevamente cerca de 4 mil hectáreas del cereal, del cual derivan su sustento en ese municipio tres mil personas entre productores y recolectores. Los maiceros se debaten entre cultivarlo de manera tradicional, la mayoría; o desde hace 21 años el tecnificado, tendencia en boga mundialmente, que se siembra con semillas genéticamente modificadas (SGM), que ofrecen mayor rendimiento de los cultivos y ser más resistentes a las plagas. DuPont, Monsanto, Syngenta, Bayer, Dow Chemical y BASF son las principales empresas proveedoras de SGM. En los países algunos productores de semillas tienen su marca propia.
Cuánto darían los maiceros colombianos, para que el consumo de maíz amarillo no deba acudir a las importaciones, para que la mayoría no tenga que arrendar lotes para cultivarlo, sino que se los titulen; para que se abra las puertas a la investigación y abatan al Gusano cogollero del maíz y otros tres bichos; los precios de los agroinsumos que si no bajan, al menos se congelen y disponer de suficientes silos para almacenar sus cosechas cuando el maíz está barato. El Grupo aval tiene al maíz en su portafolio de negocios.
Respecto al origen del maíz, producido en todos los Continentes y que permanentemente tiene mercado, tuvo su origen, con toda probabilidad en América Central especialmente en México, según la FAO. En ese país y en Centroamérica el maíz blanco es clave para la alimentación en forma de tortillas para tacos. México es el cuarto productor mundial de maíz, su Estado de Sinaloa, el llamado Granero de México, produce al año alrededor de 5 millones de toneladas de maíz. EE UU. y Brasil son los principales productores mundiales de maíz.

El cultivo del maíz es liderado en Colombia por la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, (Fenalce) y la Asociación de Maiceros (Asomaíz). En el mundo el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), posee un catálogo de más de 27 mil colecciones de semillas de maíz; y cuenta con dos sedes en América, una en Colombia, y la oficina general en México. International Maize and Wheat Improvement Center trabaja en el mundo en desarrollo con el fin de mejorar los medios de vida de las personas y promover sistemas de maíz y de trigo más productivos y sostenibles.
@luforero4

Deja un comentario