Sector triguero, el pan nuestro de cada día

junio 22, 2017 8:14 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
Los cinco países que tienen asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ( Reino Unido, Francia, China, Rusia y EE.UU.), son los principales cultivadores de trigo ; en América Latina,

Argentina ocupa el séptimo puesto de la lista mundial de países exportadores de este grano; hasta 1945 era considerada el “granero del mundo.” Argentina soportó por más de una década durante los gobiernos de los Kirchner la intrusión del mercado doméstico de trigo; desde 2016 el sector ha ido recobrando su inventario con las políticas del gobierno del presidente Macri. México y Brasil también figuran en el top de los cultivadores de este grano, aunque éste último país se provee de las embarcaciones de trigo procedentes de Argentina.

La Unión Europea con 157,9 millones de toneladas del cereal no cede su primera posición en el sector de este cereal integral, aunque se afirma en el medio que la Federación de Rusia, estaría “a punto” de despuntar a la UE como el mayor exportador de cereales. La UE y China pasaron de importadores de trigo a exportadores; a mediados de los años setenta, la UE importaba trigo. La producción mundial de trigo 2017/2018 será de 739.53 millones de toneladas, indicó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). El año pasado la producción fue de 754.1 millones de toneladas, utilizadas sobre todo en el consumo humano directo, y el de menor calidad para forrajes, mayormente en los países industriales, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
En Colombia la mayor producción reciente del trigo se dio en 2004 cuando se cultivaron 80000 has, de acuerdo a la Federación Nacional de cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce). El sector, que tiene mayor presencia en los departamentos de Nariño, Cundinamarca y Boyacá, inició su declive a partir del año 2008; por lo que el mercado interno de harina de trigo apela a las importaciones de EE.UU., Canadá y Argentina. Para Finagro el trigo, maíz, cebada y algodón “hacen parte de una lista negra que aún no levanta cabeza”. Miles de campesinos, incluidos los trigueros, agobiados por las deudas temen que hasta sus muebles sean embargados y rematados, de no aprobarse y sancionarse el proyecto de ley que se encuentra en conciliación en Senado y Cámara para que el Fondo para el financiamiento del sector agropecuario (Finagro) no adelante cobro judicial sino hasta el 30 de junio de 2019, y se suspendan todos los procesos ejecutivos en curso.
Colombia tiene la ventaja respecto de otras naciones que aún existe tierra agrícola potencial sin utilizar; en similar situación están entre otros Argentina, Bolivia y Brasil. A la escasez de agua para regadíos en la agricultura en gran parte del mundo, en sentir de la FAO se suma una preocupación generalizada de que se esté agotando la tierra agrícola en el planeta tierra.
En Colombia el sector panificador está agremiado en la Cámara Nacional de la Panificación y la Repostería, y Unipan, la Asociación Nacional de Industriales de la Panadería y alimentos complementarios, creada en Santiago de Cali hace 16 años; en el Continente por la Confederación Interamericana de la Industria del Pan (Cipan).
El trigo es el cereal más antiguo y más importante del mundo, el más extensamente cultivado a nivel global y el más empleado en la elaboración del producto más popular, el pan. Conforme a la máxima autoridad mundial en alimentación y agricultura, el trigo suministra un poco más de proteína que el arroz y el maíz.
@luforero4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cialis 20 mg viagra cialis fiyat